Watch Dogs: Legion, el juego que te permite ser cualquier personaje y sorprende hasta a sus creadores

En medio de un escándalo de agresiones y acoso, que llevó a la renuncia de varios directivos, la compañía francesa de videojuegos Ubisoft quiere dejar de lado toda polémica y centrarse exclusivamente en sus contenidos. Watch Dogs: Legion aparece en el horizonte como uno de los juegos más prometedores en el cierre de esta fructífera…

Watch Dogs: Legion, el juego que te permite ser cualquier personaje y sorprende hasta a sus creadores

En medio de un escándalo de agresiones y acoso, que llevó a la renuncia de varios directivos, la compañía francesa de videojuegos Ubisoft quiere dejar de lado toda polémica y centrarse exclusivamente en sus contenidos. Watch Dogs: Legion aparece en el horizonte como uno de los juegos más prometedores en el cierre de esta fructífera generación de consolas, como Xbox One (Microsoft) y PS4 (Sony), en base a una innovadora mecánica que, según sus desarrolladores, no deja de sorprenderlos.

Hackers, vigilancia social y héroes antisistema

El primero de los juegos de la saga Watch Dogs (2014) se remonta a un futuro cercano en que la información domina el mundo. Un emergente de esta condición fue el sistema operativo central (abreviado como CtOS), propiedad de grandes empresas tecnológicas, que utilizan los datos almacenados para maximizar sus ganancias.

Aiden Pearce , el protagonista de Watch Dogs.

En este contexto, el jugador tiene la posibilidad de hackear todo tipo de elementos de su entorno, aparte de acceder a información sobre los personajes.

Durante la presentación en E3 2012 y tras tres años de desarrollo, el juego fue bien recibido por el público quien se mostró sorprendido por su mecánica que permitía moverse con libertad en Chicago y hackeando varios dispositivos electrónicos como teléfonos móviles, cámaras y semáforos. Sin embargo, el resultado final estuvo muy por debajo de lo que se mostró durante su estreno en la gran feria de Los Angeles.

Marcus Holloway, el hacker de Watch Dogs 2.

Cuatro años después, el escenario cambió a una de las ciudades más tecnológicas de Estados Unidos: la famosa San Francisco, situada en la costa Californiana. 

Si bien al hackeo de los elementos del primer juego se le habían agregado autos, maquinaria industriales y drones, la piratería había cedido lugar a la exploración en escenarios tan característicos como Sylicon Valley, Oakland o Marin y al combate, un recurso que le valió la comparación con el histórico GTA V de Rockstar Games. 

Y llegó Watch Dogs: Legion

Tras haberlo mostrado por primera vez en E3 2018, el tercer capitulo de esta saga de hackers cruza el Atlántico hasta llegar a Londres. De acuerdo al argumento, la gran capital del Reino Unido está en medio de un creciente malestar social. Una misteriosa entidad conocida como Zero-Day salió a la caza de la resistencia secreta del grupo de hackers DedSec, por bombardeos coordinados en toda la ciudad.

Como consecuencia, los oportunistas criminales de todos los rincones oscuros de Londres se apoderaron y llenaron el vacío dejado por un gobierno derrotado, señalan desde Ubisoft.

Watch Dogs: Legions transcurre en una Londres ultra vigilada.

En este futuro distópico los jugadores se enfrentarán a criminales extraordinarios: sádicos, mercenarios, ciberdelincuentes y muchos otros más. Para superar una variedad de situaciones habrá que reclutar miembros con características puntuales que conformen la resistencia DedSec y así dar batalla para liberar Londres del yugo de un gobierno dictatorial y, al mismo tiempo, descubrir el misterio detrás del grupo Zero-Day.

Una mécanica de juego única en su clase

En una industria del entretenimiento digital que alterna entre los clásicos juegos del género de disparos en primera persona (FPS), los de aventura y aquellos de mundo abierto, donde el jugador tiene plena libertad de acción, Watch Dogs: Legion promete redefinir todos estos conceptos a través de un sistema conocido como “Play as Anyone”, una verdadera innovación para los juegos del género de mundo abierto.

Básicamente, ofrecerá a los gamers la posibilidad de elegir a cualquier persona dentro de toda la ciudad de Londres, para formar parte de su equipo de la resistencia. Cada personaje en este mundo abierto puede ser reclutado y jugado, es único y tiene una historia de fondo, personalidad y habilidades específicas. 

La configuración de Londres ofrece a los jugadores el escenario perfecto para reclutar todo tipo de personajes, que tienen habilidades y armas únicas, para su Resistencia: desde un agente del MI6 hasta un peleador callejero; desde un hacker brillante hasta un conductor de taxis, desde un hooligan de fútbol hasta una anciana.

Los jugadores pueden tomar el rol de cualquier personaje de su lista de reclutas y abordar una situación según sus preferencias; ya sea que el acercamiento sea desde el cielo mientras conduce un dron de carga como trabajador de la construcción, o en el suelo como un espía que usa dispositivos de alta tecnología, como un reloj que atasca armas y un prototipo de un automóvil que dispara cohetes, la elección es para que el jugador haga lo que la situación demanda. Tan sencillo como eso.

Clarín habló al respecto con el desarrollador Sean Crooks, Lead Producer del estudio Ubisoft Toronto, quien reveló en exclusiva todos los detalles detrás del título que más expectativas genera en la compañía francesa.

—Hablando de la mecánica de Watch Dogs: Legion, ¿temen que su idea sea copiada por otro estudio en el futuro?

—Creo que la belleza de los juegos en la historia es que todos nos inspiramos la historia de los videojuegos. Es una historia muy rica y profunda, y siempre estamos empujando la frontera. Y esto va a ser un avance enorme. Pero, de nuevo, si producimos algo tan monumental, que los jugadores disfrutan y la industria realmente ama, en cierta medida creo que sería un orgullo que esto estuviera representado en que los próximos videojuegos. Porque uno toma su lugar en la historia, haciendo una diferencia en la jugabilidad y la mecánica, y eso es algo de lo que el equipo está muy orgulloso.

En Watch Dogs 2 estuvieron en San Francisco y ahora toca Londres, ¿por qué?

—Estamos ante una de las ciudades más vigiladas del mundo. En términos de cámaras por persona, es una locura. Incluso es un área financiera que está totalmente en manos privadas. Entonces cuando uno piensa en Watch Dogs, la vigilancia, y cómo la marca considera esto, el uso de la tecnología, y cómo eso choca contra la cultura social, es una ciudad muy interesante como modelo.

—Watch Dogs: Legion tiene una trama política fuerte, ¿crees que podría aplicarse en cualquier país de Latinoamérica?

—Lo que es verdaderamente importante es que cuando vemos Watch Dogs, siempre consideramos, como marca, el futuro cercano, y lo que podría pasar. Siempre es… ¿qué es lo que viene? Y después, ¿cómo podría ser el futuro? Quiero decir, Londres es un gran ejemplo.

─¿Por qué?

─Tenemos una corporación militar privada, hemos visto ejemplos de esto en la vida real, tenemos el monitoreo constante, situaciones que son frecuentes en la Londres de la vida real. Entonces para nosotros era perfecto. Y sin duda, creo que estos temas van a ser recurrentes para la marca en el futuro. Y así es como tomamos las decisiones

Watch Dogs: Legion se estrenará el 29 de octubre de 2020, para la quinta generación de consolas PlayStation 5 y su rival Xbox Series X de Microsoft; aunque también estará presente en las actuales Xbox One, PlayStation 4, la platafoma de videojuegos en la nube Google Stadia y para PC con Windows. El juego también estará disponible en UPLAY +, el servicio por suscripción de Ubisoft.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *