Venden un cartucho de Mario Bros de 1985 y es oficialmente el juego más caro del mundo

Los coleccionistas siempre pueden pagar un poco más. Y esta vez, un cartucho original de Super Mario Bros. de Nintendo NES, lanzado en 1985, se convirtió oficialmente en el videojuego más caro del mundo: 114.000 dólares. El juego se vendió en una subasta de este viernes en Heritage Auctions y subió la vara de juegos…

Venden un cartucho de Mario Bros de 1985 y es oficialmente el juego más caro del mundo

Los coleccionistas siempre pueden pagar un poco más. Y esta vez, un cartucho original de Super Mario Bros. de Nintendo NES, lanzado en 1985, se convirtió oficialmente en el videojuego más caro del mundo: 114.000 dólares.

El juego se vendió en una subasta de este viernes en Heritage Auctions y subió la vara de juegos caros, raros y coleccionables a un récord. Luego de 29 disputas, se lo terminó llevando un coleccionista por ese precio.

Aunque el comprador final quiso permanecer en el anonimato, lo que sí se puede decir es que superó al récord anterior que era también de otro cartucho similar, pero a 100.150 dólares. Antes de eso, la marca la tenía una copia de Mega Man, también de NES, de 1987, que se había vendido el año pasado por 75.000 dólares.

Los fundamentos sobre por qué este valió más que el anterior, si estaban en similares condiciones, tiene que ver con la puntuación que se le da a nivel coleccionismo. Este último obtuvo un 9.4 de 10, que significa que estaba casi en perfectas condiciones: caja original, empaque original, “sellado”, esto es, jamás abierto.

Super Mario Bros: subasta en Heritage Auctions. (Heritage)

La explicación oficial de la casa de subastas Heritage

Heritage Auctions explicó el precio del cartucho:

¿Cuál es el tema con las “etiquetas” de cartón de la caja? Es comprensible que uno se pregunte. Las etiquetas “colgantes” de cartón se usaron originalmente en las copias de prueba de los juegos de caja negra [como se ve en la imagen] en el mercado estadounidense, antes de que se usara plástico para sellar cada juego.

A medida que Nintendo comenzó a establecer su compañía en los EE. UU., su empaquetado se actualizó casi continuamente. Curiosamente, la adición de la envoltura de plástico se produjo antes de que se modificara el troquel de corte de la caja para quitar la etiqueta colgante de cartón. Esto hizo que la funcionalidad de la tabla colgante de cartón fuera completamente inútil, ya que estaba debajo del sello de plástico.

Además, la casa de subastas explicó que hay diferentes versiones de esta caja:

Así es el cartucho original de Super Mario Bros, por dentro de la caja. (NES)

Hay cuatro sub-variantes de la caja de cartón de plástico sellada (esta copia particular de Super Mario Bros. es la variante del “Código 3”) que se produjeron en el lapso de un año. Cada sub-variante de la caja negra de cartón para colgar, producida dentro de ese plazo, tuvo un período de producción de solo unos pocos meses; una caída en la caja en comparación con la producción general del título.

En resumen, una copia de cartón de cualquier juego de Nintendo Entertainment System le da un cierto aire de “vintage” sin igual a sus sucesores.

Mirá también

Super Mario Bros: el hito que popularizó al plomero más famoso del mundo

Super Mario Bros. fue el debut del plomero más famoso del mundo en los niveles de “plataformas”. Con una mecánica simple pero tremendamente funcional, Mario tiene que, principalmente, saltar.

Saltar para avanzar en los niveles (nadar a veces), para derrotar enemigos y para llegar a descubrir secretos, o superar a Bowser, el jefe final para rescatar a la princesa.

Y aunque el precio pueda parecer realmente exagerado, el mundo del coleccionismo ya tuvo sus capítulos en lo que a videojuegos respecta. Hace no mucho se vendió una carta coleccionable de PoKémon en 195.000 dólares.

Y el prototipo de Nintendo Playstation, que nunca salió al mercado -y que significó más tarde la ruptura entre Sony y Nintendo-, se vendió por 360.000 dólares.

PJB

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *