Hicieron un mapa nacional del delito contra el campo

En Mendoza le robaron la cosecha de 8000 kg de ajo a un lugareño. En Córdoba quemaron más de 150 hectáreas del campo del presidente de la Sociedad Rural de Río Cuarto. Pero lo más preocupante sucedió en Misiones y en Tucumán, donde dos productores resultaron asesinados en dos hechos que están siendo investigados. Ese…

Hicieron un mapa nacional del delito contra el campo

En Mendoza le robaron la cosecha de 8000 kg de ajo a un lugareño. En Córdoba quemaron más de 150 hectáreas del campo del presidente de la Sociedad Rural de Río Cuarto. Pero lo más preocupante sucedió en Misiones y en Tucumán, donde dos productores resultaron asesinados en dos hechos que están siendo investigados. Ese es parte del recuento que hizo la Confederación Rural Argentina en un mapa nacional del delito.

De acuerdo al recuento que lograron realizar, llevan 60 casos en lo que va del año, entre las roturas de silobolsas, incendios intencionales, robo de maquinaria y la usurpación de campos. “La inseguridad rural, afecta a nuestras 16 confederaciones”, sostienen desde la entidad rural. Y agregan: “Los productores agropecuarios también somos ciudadanos merecedores de todos los derechos consagrados en nuestra Constitución Nacional y la seguridad es uno de ellos”.

Con respecto a la rotura de silobolsas, casos que han proliferado en el último tiempo y que se dan a conocer, sobre todo en redes sociales, desde CRA estiman que se han dañado unas 5.700 toneladas. “En cada intento de recuperar el grano se pierde un 15% del mismo”, indica el comunicado publicado este miércoles primero de julio.

“Sin una condena enfática por parte del oficialismo a tanta barbarie no es posible imaginar ni el esclarecimiento de los hechos ocurridos ni el final de tan tremenda acción delictiva”, dijeron desde la entidad.

La última semana, hubo una reunión de ruralistas con la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, y el ministro de Agricultura, Luis Basterra. Pero en el campo siguen esperando algún mensaje público de una alta autoridad, que le ponga fin a esta situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *