Cuarentena por coronavirus: Valeria, una comedia para brindar en los barcitos de Madrid

¿Por qué la recomendamos? Porque es ágil, llevadera, entretenida, moderna, muestra el universo femenino con una amplia paleta de colores y desempolva postales de la noche de madrileña, de cuando la capital española vibraba con su mística antes de la pandemia.La serie de Netflix sigue tanto a la chica del título, como a sus tres…

Cuarentena por coronavirus: Valeria, una comedia para brindar en los barcitos de Madrid

¿Por qué la recomendamos? Porque es ágil, llevadera, entretenida, moderna, muestra el universo femenino con una amplia paleta de colores y desempolva postales de la noche de madrileña, de cuando la capital española vibraba con su mística antes de la pandemia.

La serie de Netflix sigue tanto a la chica del título, como a sus tres mejores amigas. Y es en esos encuentros alrededor de Valeria, casi todos distintos bares o terracitas de Madrid, donde la serie gana en atractivo, tanto por las charlas (las cuatro son muy diferentes, ahí está la gracia) como por las vistas.

Basada en las novelas de Elisabet Benavent, Valeria pone la lupa en la crisis que atraviesa el personaje central, a la que las musas literarias parecen haber abandonado. Y también en su vida conyugal, con un marido que le tiene una paciencia que tal vez ella no merezca. O sí. No espoileemos.

Carmen, Lola, Valeria y Nerea tienen historias diferentes. Y las cuatro militan la misma lealtad entre amigas.

Lo cierto es que a Valeria (Diana Gómez) la vida le cruzó a Víctor (Maxi Iglesias), un seductor empedernido que la obliga a replantearse todo. La serie tiene toques de erotismo, de algún drama solapado, pero jamás pierde su registro de comedia llana. Son ocho capítulos de unos 50 minutos, ideales para maratonear en cuarentena.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *