Cuarentena por coronavirus: una playlist de lujo “curada” y tocada por Willy Crook

Por qué te lo recomendamos Cuántos artistas se animaron a reunir en un mismo disco a Los Beatles, Marvin Gaye, Lalo Schiffrin, Tom Jobim, Billy Joel, Duke Ellington, los Deep Purple, Henry Mancini, Otis Redding… Todos, artistas geniales; todos, referentes incuestionables del universo de la música popular del Siglo XX, contribuyentes a esa gran causa humana llamada…

Cuarentena por coronavirus: una playlist de lujo “curada” y tocada por Willy Crook

Por qué te lo recomendamos Cuántos artistas se animaron a reunir en un mismo disco a Los Beatles, Marvin Gaye, Lalo Schiffrin, Tom Jobim, Billy Joel, Duke Ellington, los Deep Purple, Henry Mancini, Otis Redding… Todos, artistas geniales; todos, referentes incuestionables del universo de la música popular del Siglo XX, contribuyentes a esa gran causa humana llamada felicidad.

Todos, creadores de obras inolvidables, fácilmente rastreables en sendas discografías que, por cierto, no son extremadamente de conseguir. Pero por qué no una playlist, eso que ahora está tan de moda como si se tratara de un invento de Mr. Spotify. Es decir, por qué no un compilado, con una selección de grandes temas de cada uno.

Ahí va una posible: It Takes A Thief, What’s Going On, Starsky & Hutch, Evil Ways, You Make Me Feel Like A Natural Woman, Mannix… Vamos bien, ¿no? Puede suceder, claro, que no conozcan los títulos, pero apenas suenan, difícil no sentir lo que suena como algo familiar.

La lista no termina ahí. Anoten: Come Together, Caravan, Just the way You Are, Meditacao, Peter Gunn, Hit the Road Jack, Lazy, y como broche de oro, (Sittin’ On) The Dock of the Bay. Bingo. Quince temas, uno mejor que otro; piezas de un rompecabezas titulado, sencillamente, Versiones.

Es que, es cierto que la playlist está buenísima, pero bien sabido es que no todos sus intérpretes originales grabaron en idénticas condiciones, con los mismos músicos y en un lapso más o menos acotado a un período de, supongamos un año. Hay, entre esos originales, décadas de distancia en el tiempo, miles de kilómetros de distancia geográfica y varias etiquetas de distancia estilística. Una interferencia, pequeña pero interferencia al fin, a la hora de intentar crear un clima en continuado; música de fondo o de frente para un momento animado.

Ahí es, entonces, cuando aparece nuestro gran Willy Crook a resolvernos la cuestión, que no es problema, claro. Es él, saxofonista y guitarrista quien se encargó de juntar todos esos ingredientes en un super sabroso cocktail, preparado con el enorme Patán Vidal en piano y teclados, Juan Valentino en guitarra, Fernando Lupano en contrabajo, Guillermo Trapani en teclados, Juan Escalona en trombón, Fabián Zylberman en saxo y flauta, Timoty Cid en batería y Hubert Reyes en percusión; un combo llamado Funky Torinos al que se suman, además, Las Blacanblus en voces y el inefable Gillespi en trompeta y flugel.

Arte vintage y música de todos los tiempos. Así es la tapa de “Versiones”, de Willy Crook & Funky Torinos

Sólo que a diferencia de otros álbumes de Crook y los suyos, aquí los músicos juegan más allá de la fronteras de la música negra. O, en todo caso, todo lo impregnan con esa impronta que tan bien maneja el dueño de la marca, que el sábado a las 21.15 debutará en este nuevo formato que dimos en llamar “conciertos desde la casa”, por streaming (entradas a través de @TicketHoy)

Como se anuncia desde la tapa de Versiones, “56 minutos de infinito placer”, para disfrutar en cuarentena. Y después de la cuarentena también.

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *