Julio Bocca presentó a figuras del ballet haciendo un mini Cascanueces desde sus casas

Con lentes y cara de historiador revisionista, Julio Bocca -pequeña biblioteca parroquial a sus espaldas- presentó, cálido como es, un video protagonizado por ocho parejas de bailarines de Chile, México, Panamá, Brasil, Cuba, Estados Unidos, Perú y Argentina, clip que ya recorre el mundo porque, pandemia mediante, reproduce una versión reducida Cascanueces. “Cascanueces fue creado en los teatros imperiales…

Julio Bocca presentó a figuras del ballet haciendo un mini Cascanueces desde sus casas

Con lentes y cara de historiador revisionista, Julio Bocca -pequeña biblioteca parroquial a sus espaldas- presentó, cálido como es, un video protagonizado por ocho parejas de bailarines de Chile, México, Panamá, Brasil, Cuba, Estados Unidos, Perú y Argentina, clip que ya recorre el mundo porque, pandemia mediante, reproduce una versión reducida Cascanueces

Cascanueces fue creado en los teatros imperiales entre 1891 y 1892, con coreografía de Petipa e Ivanov, y la música compuesta por Tchaikovsky“, dice Bocca con chomba celeste y canosa barba candado de dos días, saliendo a bancar el confinamiento y pidiendo fuerza barra paciencia.

En los primeros segundos del clip publicado en las redes sociales de la Fundación que lleva su nombre ya hubo un alta rotación que ronda los 50.000 seguidores.

Bocca: “Quiero presentarles a estas parejas de diferentes compañías de toda América que van a interpretar el grand pas de deux del segundo acto. Espero que lo disfruten muchísimo. Y a aguantar ahí, que de esta cuarentena salimos entre todos y juntos. Los quiero mucho, fuerza y vamos arriba”.

Julio Bocca, en el rol de presentador a 16 figuras de la danza de América Latina.

“Tenía ganas de hacer algo así, pero esta pieza no fue idea mía sino de José Manuel Ghiso, una de las primeras figuras del Ballet de Santiago de Chile”, dijo Bocca a Télam desde su casa de Uruguay, y agregó: “Cuando me invitó a participar, acepté, por supuesto, y lo que se me ocurrió fue incorporar información histórica sobre este ballet que acompañara a una obra que es maravillosa, con esa música de Tchaikovsky que es impresionante y te pone los pelos de punta”.

Cuando vi la versión editada, me fascinó y lo vengo compartiendo con amigos y conocidos de todo el mundo. ¡Hasta Japón llegó!”, dijo Bocca.

Un dormitorio como escenario, para una de las parejas que participó del “collage” de bailarines.

El máximo bailarín argentino decidió acompañar la idea de los intérpretes chilenos, así como ha participado de otras producciones a la distancia en los últimos dos meses desde que se decretó el aislamiento por el coronavirus, movido por el compromiso de acompañar, ayudar y sostener emocionalmente a los artistas de todo el mundo en este momento de parate radical: ha dado clases a estudiantes y profesionales, ha ofrecido conferencias, ha llamado por teléfono a personas que necesitaban de una palabra de aliento: “En la medida de mis posibilidades, trato de estar”, apuntó.

Para Bocca, la pandemia puede dejar algo positivo: “Todos dentro del ambiente del ballet, con esta situación, nos hemos unido muchísimo. Creo que quizás tendríamos que aprender y cuando esto pase, seguir así, mantener este contacto, este diálogo y esta forma de trabajar en conjunto. Es muy importante y me alegra que esto esté pasando”, indicó.

Un patio de Miami, donde otra de las parejas desplegó parte de “Cascanueces”.

Esta versión “reducida” de una obra pensada para las dimensiones del escenario de un teatro principal, se interpretó en un living o en un balcón, repartiendo las secuencias para que, como en un rompecabezas, cada uno fuera componiendo sus partes puertas adentro.

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *