Una mujer policía que se desempeña en el Comando Radioeléctrico de la ciudad de Santo Tomé se encontraba en aislamiento, al igual que todos los que estuvieron en contacto con ella, luego de que manifestara algunos de los síntomas del coronavirus, y a la espera del resultado del hisopado.

En la jornada del martes, se activó el protocolo correspondiente en la sede del Comando Radioeléctrico luego de que una agente presentara tos y fiebre. La misma fue asilada en su domicilio, mientras que una guardia completa quedó aislada en la propia sede del comando ubicada en pleno centro santotomesino.

Los oficiales atendían y asistían a sus compañeros a través de una ventana y no se permitía el ingreso de nadie. Además, se realizó una desinfección completa del lugar.

Sin embargo, en horas de la tarde la hoy, se conoció que el resultado del hisopado fue negativo. Luego de la alarma y la correspondiente desinfección, las instalaciones quedaron habilitadas y operativas a partir de esta tarde.