La continuidad de Pol Fernández es la prioridad en un Boca que piensa a futuro

El escenario del fútbol mundial es incierto. Más allá de que las grandes ligas de Europa reacomodan su calendario, la Conmebol desarrolla un borrador de cómo seguir adelante y la AFA ​se reunirá este martes para definir el futuro, la planificación de 2020 quedó arruinada.Esta situación generada por la crisis sanitaria por el coronavirus obligó…

La continuidad de Pol Fernández es la prioridad en un Boca que piensa a futuro

El escenario del fútbol mundial es incierto. Más allá de que las grandes ligas de Europa reacomodan su calendario, la Conmebol desarrolla un borrador de cómo seguir adelante y la AFA ​se reunirá este martes para definir el futuro, la planificación de 2020 quedó arruinada.

Esta situación generada por la crisis sanitaria por el coronavirus obligó a Boca a pensar ya no sólo en junio para revisar contratos, sino también en diciembre. Y entonces aparece una idea que nació desde México y que llegó hasta los oídos del Consejo de Fútbol que lidera Juan Román Riquelme.

Mirá también

¿De qué se trata? Pol Fernández fue el primer refuerzo que eligió el ex jugador y actual vicepresidente para este renacido Boca que lideró Miguel Russo hasta lograr el título de la Superliga. Su irrupción fue sorpresiva, pero desde la titularidad aportó en el mediocampo del campeón. Es por eso que la idea es retener al futbolista que tiene vínculo con el club hasta fin de año y una opción de compra demasiado elevada para los tiempos económicos que corren: cerca de 4 millones de dólares.

Mirá también

¿Cuál es la intención de Boca? Retener a Pol con un nuevo préstamo por 12 meses o bien comprarle su ficha a Cruz Azul, pero por un importe menor al establecido. Por eso en México siguen con atención los pasos y en charlas informales deslizaron la chance de incluir en la operación a otros futbolistas del plantel. Uno, un viejo conocido: Iván Marcone. El otro, una promesa como Jan Hurtado.

Un festejo de Pol Fernández en Boca.
Foto: Juan José García

Sin ingresos extraordinarios en la tesorería, pero con un guiño de FIFA de estirar los vínculos que se terminan en junio hasta finalizar la temporada (sería en septiembre), la prioridad pasó a ser el contrato de Pol.

¿Puede darse un trueque mano a mano por Marcone? No es la intención inicial. El club gastó cerca de 6 millones de dólares por el volante central y la idea es quedarse con Fernández (tiene 28 años) y percibir algún ingreso extra por el jugador que perdió su lugar con Jorman Campuzano en el círculo central.

Mirá también

Claro que también hay tentación de dejar ir un contrato en dólares, lo que sería una solución a un tema a resolver en el futuro con integrantes del plantel. Y una partida de Marcone les permitiría no tapar a Nicolás Capaldo, quien también ocupa ese lugar en la mitad de la cancha.

Por el venezolano Hurtado, en tanto, Cruz Azul había preguntado en enero, cuando se generó el préstamo del chico nacido en las Inferiores de Brandsen 805. Desde el lado del futbolista, dicen tener sondeos de equipos de Europa, pero a Boca no llegó ninguna propuesta por escrito. Y sumar minutos en México no sería una mala alternativa para el punta.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA