Coronavirus: qué es el “pasaporte inmunológico” que rechaza la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió este sábado cautela ante la idea de un “pasaporte inmunológico” -en el sentido literal de un documento- que certifique que una persona que tuvo coronavirus, se recuperó y generó anticuerpos esté protegida frente a una segunda infección. “La evidencia científica reunida hasta el momento no ofrece certeza sobre…

Coronavirus: qué es el “pasaporte inmunológico” que rechaza la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió este sábado cautela ante la idea de un “pasaporte inmunológico” -en el sentido literal de un documento- que certifique que una persona que tuvo coronavirus, se recuperó y generó anticuerpos esté protegida frente a una segunda infección.

“La evidencia científica reunida hasta el momento no ofrece certeza sobre la efectividad de una inmunidad mediada por anticuerpos“, apuntaron en un comunicado emitido desde su sede en Ginebra.

El concepto de un pasaporte “libre de riesgo de COVID-19” surgió en los últimos días por parte de algunos gobiernos europeos que afirman que la detección de anticuerpos del SARS-CoV-2 (nombre oficial del nuevo coronavirus) en una persona podría ser suficiente para extender un “certificado” para permitir que personas protegidas contra la infección puedan volver a sus trabajos riesgo de contagio y así reactivar la actividad económica. El pionero es Alemania, donde los primeros análisis de desarrollo de anticuerpos contra el coronavirus se llevarán a cabo sobre 100.000 voluntarios este mes.

Pero los estudios serológicos ya se están llevando adelante en varios países con la expectativa de que los resultados puedan servir de guía para el desconfinamiento y un retorno gradual a la normalidad. En Argentina, estos testeos comenzaron a hacerse este viernes

Testeos en la estación Constitución, este viernes. (EFE)

“Los pasaportes inmunológicos son una estrategia de la que se habla desde el comienzo de la pandemia. Sabemos que el SARS-CoV-2 produce respuesta inmunitaria y eso se puede detectar por la reología positiva, y que algunos pacientes tienen anticuerpos neutralizantes, que pueden neutralizar el virus en laboratorio y ayudar a otros pacientes, pero no sabemos cuánto tiempo dura esta inmunidad. Entonces es posible que queden inmunizados para toda la vida o por seis meses o un año. No lo sabemos”, explica Omar Sued, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI).

Según el infectólogo, como recién van cuatro meses de coronavirus en el mundo, “no tenemos forma de saberlo”. También pide cautela. “Les damos un certificado hoy a trabajadores de la salud, porque están curados, y está el riesgo de que se expongan de nuevo al virus, por creer que no les afecta y no usar las medidas de protección, y vuelvan a infectarse y a infectar a otros, si eso fuese posible”, detalla.

En el mundo hay casos de pacientes que aún no se sabe si se reinfectaron o si nunca se terminaron de curar. La OMS explica que la mayoría de los estudios muestran que -como señala el titular de la SADI- la gente que se recupera de la enfermedad desarrolla anticuerpos contra el virus, pero que en algunos casos su presencia en sangre es muy baja.

“En Argentina hay que analizar estos datos en particular antes de enviar a los recuperados de vuelta a la calle con un certificado así. Pero, obviamente, un trabajador de la salud que tiene dos test negativos después del primer positivo, es decir, que ya no tiene evidencia de virus en su orofaringe, puede volver a su trabajo“, sostiene Sued.

Mirá también

La OMS también señaló que si la gente asume que es inmune a la reinfección podría ignorar las advertencias y medidas sanitarias, y elevar el riesgo de continuidad de transmisión del virus. Y consideró que las pruebas serológicas actualmente utilizadas “necesitan de una validación adicional para determinar su exactitud y fiabilidad”.

En particular, deben permitir distinguir la respuesta inmunitaria al coronavirus de los anticuerpos producidos por una infección de otro de los seis coronavirus humanos conocidos, cuatro de los cuales provocan resfriados benignos y los otros dos son los del MERS (Síndrome Respiratorio del Medio Oriente) y el del SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo).

“Las personas infectadas por uno u otro de esos virus son susceptibles de producir anticuerpos que interactúan con anticuerpos producidos en respuesta a la infección provocada el SARS-CoV-2”, y es entonces imperativo poder identificarlos, señaló.

Hasta el momento, hay 2,72 millones de casos confirmados de la COVID-19 en el mundo, con 187.000 muertos, según el último recuento de la OMS. Varios países confían en que sus poblaciones desarrollen una “inmunidad colectiva” o “de grupo” conforme más y más personas se vayan contaminando y curando del coronavirus.

Sin embargo, la OMS insiste en que los resultados preliminares de las pruebas de serología que se hacen para detectar cuántas personas han desarrollado anticuerpos al virus indican que la proporción dentro de la población es bastante baja, incluso en los países más afectados.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA