Cuarentena por coronavirus: la receta del Dr. Feelgood para levantar el ánimo en tiempos de encierro

¿Por qué recomendamos? Una de las bandas de rock inglesas más personales y que alejándose del rock sinfónico y del movimiento punk- rock logró una voz distintiva. Dr Feelgood está recetado como tónico para levantar el ánimo en estos días de cuarentena y no tiene contraindicaciones.Del rock inglés, verdadera usina de talento y creatividad, surgió en…

Cuarentena por coronavirus: la receta del Dr. Feelgood para levantar el ánimo en tiempos de encierro

¿Por qué recomendamos? Una de las bandas de rock inglesas más personales y que alejándose del rock sinfónico y del movimiento punk- rock logró una voz distintiva. Dr Feelgood está recetado como tónico para levantar el ánimo en estos días de cuarentena y no tiene contraindicaciones.

Del rock inglés, verdadera usina de talento y creatividad, surgió en 1971, entre muchos otros grupos, un cuarteto de una energía rústica y pegadiza, Dr. Feelgood, nacido en los pubs de Canvey Island, en Essex, fue la contracara musical y estética del rock sinfónico y se mantuvo al margen de lo que vendría, el punk. Siempre fueron ellos, un rock duro con la voz aguardentosa del cantante y armoniquista Lee Brilleaux y la tan personal guitarra de Wilko Johnson. Con ellos, el bajista John Sparks y Big Figure en la batería.

Uno de los aspectos más singulares del grupo era la cohesión de voz, armónica y guitarra, sonaban orgánicos uno dentro del otro. Solos directos, viriles y de una línea conceptual monolítica salían de la Fender, de Johnson; mientras Brilleaux cantaba arrastrando las palabras con una dicción atropellada por momentos. Sonaban ingleses y a veces rabiosos. El nombre de la banda fue tomado de un viejo tema del cantante de blues William Perryman y las connotaciones con las sustancias son evidentes.

Su primer disco Down Bay The Jetty (1975) tuvo un recibimiento exitoso, incluía She Does It Right y Roxette, dos singles que vendieron bien en el circuito de pubs ingleses. Es un trabajo en el que se destaca la voz de Brilleaux con un acompañamiento de rock cuadrado con mucha influencia de blues.

Tocaban sin distorsión, limpios pero a su vez el sonido era sucio. ¿Puede ser? Dr Feelgood lo conseguía. El disco original tenía 13 temas y cerraba con una versión en vivo y acelerada de Bonie Moronie enganchado con Tequila y en el proceso de remasterización le sumaron temas de otros discos como Stupidity, She Said Alright y un feroz Route 66, entre otros, además de tomas alternativas que siempre pueden tener su interés.

Así es la tapa de “Down By the Jetty”, álbum publicado por la banda británica Dr. Feelgood en 1975.

El disco comienza con su hit She Does It Right y luego el clásico de John Lee Hooker, Boom Boom, con un potente solo de armónica, The More It Give es un medio tiempo de un swing contagioso con un inteligente solo de Johnson y luego, el otro hit de la banda Roxette, marcado y desprolijo; en That Ain’t The Way to Behave vuelven sobre ese medio tiempo que tan bien le salía a la banda, un walking muy balanceado sobre el que Brilleaux y su armónica se columpian.

I Don’t Mind y Twenty Yards Behind marchosos y rabiosos, las voces de la armónica y la guitarra dominan el clima con reiteraciones que suben la temperatura de dos rocks en estado de pureza. Keep It Out Of Sight es una brisa fresca aunque sin perder intensidad mientras que en All Through The City Dr. Feelgood vuelve a ser el de empuje y reciedumbre. Un combo sin desperdicio.

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA