Coronavirus en Argentina: por la cuarentena “flexible”, crean protocolos rubro por rubro para evitar contagios

Hay un decreto nacional. El que sumó once nuevos rubros a las actividades exceptuadas para cumplir la cuarentena​ frente al coronavirus en todo el país. Así es que, desde el lunes, ya se permiten las consultas médicas y odontológicas, con turno previo, y la venta online o telefónica de cualquier producto, siempre y cuando no haya contacto personal…

Coronavirus en Argentina: por la cuarentena “flexible”, crean protocolos rubro por rubro para evitar contagios

Hay un decreto nacional. El que sumó once nuevos rubros a las actividades exceptuadas para cumplir la cuarentena​ frente al coronavirus en todo el país. Así es que, desde el lunes, ya se permiten las consultas médicas y odontológicas, con turno previo, y la venta online o telefónica de cualquier producto, siempre y cuando no haya contacto personal con los clientes, es decir, que se entregue vía delivery.

Pero desde el Gobierno no hay recomendaciones, sugerencias ni obligaciones puntuales sobre cómo se debe trabajar, puertas adentro, en esas áreas privadas. Por la cuarentena “flexible”, entonces, más gente vuelve a trabajar y comienzan a creares protocolos “locales” rubro por rubro para evitar contagios.

Como dice el decreto, las actividades y servicios exceptuadas quedan sujetas “a la implementación y cumplimiento de los protocolos sanitarios que cada jurisdicción establezca”. La mayoría de las provincias adhirió a las recomendaciones e instrucciones sanitarias y de seguridad de las autoridades nacionales -como las medidas de distanciamiento e higiene-sin mayores precisiones, y las dudas siguen para empleadores y empleados.

Ante tanta incertidumbre, la Ciudad de Buenos Aires elaboró sus propios protocolos. La provincia, en tanto, así como tiene su propio protocolo para los adultos mayores, también lo hará. Y en Córdoba ya es un hecho.

Según confirmaron a este diario desde el Ministerio de Desarrollo Económico y Producción de la Ciudad, a cargo de José Luis Giusti, los protocolos a aplicarse en cada rubro se publicaron este martes en el Boletín Oficial. Se elaboraron en conjunto con el Ministerio de Salud.

En tanto, el “Protocolo COVID-19 para la actividad de comercios minoristas y pinturerías y venta de materiales para construcción y decoración”, al que tuvo acceso Clarín, establece que los comercios minoristas no podrán abrir sus puertas al público, “la actividad no podrá dar inicio antes de las 10:00 AM” y que la venta online no implica contacto directo ni personal con clientes. Además, los empleadores deberán verificar que al salir a la calle los distribuidores domiciliarios cuentan con “kit de alcohol en gel, cubre bocas y pulverizador de alcohol para desinfección”.

Del lado de los clientes, también habrá lineamientos. “Se debe brindar un servicio técnico y muestra de productos de manera remota”; y asegurar un canal de venta telefónica “para quienes no tengan plataformas digitales”, en clara referencia a los adultos mayores, que están en el grupo de riesgo de la pandemia y fueron fuente de polémica en estos días ante el permiso que se les requeriría en Ciudad para circular.

En cuanto a las ópticas, el protocolo aclara que tiene alcance sólo para “locales de óptica con prescripción médica o reparación”, en el sentido de que no están exceptuados las tiendas de gafas de sol Ray Ban y otras marcas importadas.

Con el fin de garantizar el distanciamiento social en el viaje al trabajo, las ópticas deben promover los medios necesarios para que “todos los empleados puedan acceder al lugar de trabajo caminando, en bicicleta, o a través de algún otro medio de transporte individual”.

En cuanto a los clientes, es obligatorio el uso de elementos de protección que cubran nariz, boca y mentón para ingresar o permanecer en los locales, ya que, aún más por los lentes de contacto o lentes especiales para diferentes afecciones, quienes trabajan en las ópticas tienen más riesgo de contagio y, a la vez, de contagiar.

En ese el protocolo también se sugiere que el personal “rote cada 15 días para evitar que, en caso de contagio, se deba interrumpir la dinámica de prestación del servicio”. La atención no puede superar las 20 horas semanales y no se podrá atender “a personas consideradas de riesgo (embarazadas, adultos mayores, personas con enfermedades preexistentes) a no ser que presenten un permiso especial para tal fin”. En el caso de los marcos, claro está, luego del contacto de la montura con el paciente, se “deberá colocar inmediatamente en una batea con solución de limpieza”.

Pautas similares hay en los protocolos para las aseguradoras, los centros de cobro extrabancarios (Rapi Pago y Pago Fácil) y las Escribanías. Los odontólogos deberán seguir los protocolos que se aplican en los centros de Salud de la Ciudad.


En todos los casos, empleadores, empleados y distribuidores de cada rubro deben tener el permiso único de circulación. A la vez, se aclara que toda acción que pueda hacerse de manera remota se haga exclusivamente de esa forma, mediante el home office o, como dicen los protocolos, “teletrabajo”.

Colas en Pago Fácil.
Foto: Fernando de la Orden

A nivel nacional, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero​, está a cargo de la “Unidad de Coordinación General del Plan Integral para la Prevención de Eventos de Salud Pública de Importancia Internacional”. Como dijeron a este diario fuentes de esa unidad, “por el momento” no se planea una bajada de línea o protocolo “de base”. Se seguirá con la idea federal de que cada jurisdicción cree sus propias guías.

Este lunes, el gobierno de Córdoba presentó un protocolo para el Comercio. Una de las medidas establece la prohibición de “compartir el mate”. También “evitar concurrir a los lugares de trabajo con llaves, celular, anteojos, tarjeta sube” y, en caso de hacerlo, “idealmente, dejarlos en una caja al ingreso”. Si hay uniforme propio del local, “la ropa y el calzado debe colocarse al ingresar” y no debe usarse “para circular fuera del ámbito laboral”.

En el listado que sumó nuevas actividades exceptuadas del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO), se buscó “homogeneizar los pedidos que le habían acercado los gobernadores”. Por eso las nuevas excepciones corren para la Ciudad y el resto de las provincias a excepción de Tucumán y Santiago del Estero, ya que sus gobernadores no presentaron requerimientos.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA