Cómo verificar el estado del módem y mejorar tu conexión de Internet durante la cuarentena

La pandemia de coronavirus y el aislamiento preventivo pusieron a Internet como un elemento esencial para el contacto con amigos y familiares, el trabajo a distancia y la principal vía de entretenimiento.  Mirá también Pero tu módem wifi, que alimenta todos los dispositivos conectados del hogar, puede presentar inconvenientes en un contexto de demanda donde…

Cómo verificar el estado del módem y mejorar tu conexión de Internet durante la cuarentena

La pandemia de coronavirus y el aislamiento preventivo pusieron a Internet como un elemento esencial para el contacto con amigos y familiares, el trabajo a distancia y la principal vía de entretenimiento. 

Mirá también

Pero tu módem wifi, que alimenta todos los dispositivos conectados del hogar, puede presentar inconvenientes en un contexto de demanda donde creció más de un 50% la velocidad de descarga de datos y un 75% la velocidad con la que se envía la información, según datos de Telecom. 

El primer testeo



Muchas veces cuando no podemos conectarnos o algo falla el primer apuntado es el módem; aunque muchas veces el problema está en el dispositivo.

Comúnmente, la manera más rápida para descartar algún problema con el módem es utilizar algún otro dispositivo con conectividad (celular, tableta o notebook) para corroborar la estabilidad de la conexión.

Si el segundo dispositivo se conecta pero no logra navegar con fluidez, entonces podremos deducir que el problema no está en el módem. Lo que obligará a revisar la configuración, si está habilitada alguna función de ahorro de energía u otra variable que altere su normal funcionamiento.

El cable de red RJ-45 puede ayudar a chequear si nuestro dispositivo tiene conexión a Internet.

Otra de las posibilidades es que ninguno se conecte a través del módem Wi-Fi. Esto abre la posibilidad de tener que realizar pruebas adicionales con un cable RJ-45 para conectarse directamente. Generalmente viene incluido en la caja del producto y es de color amarillo. 

Si ahí descubrimos que existe una buena conexión por cable pero el wifi sigue caído deberemos entonces deberemos chequear la configuración de nuestro módem.

Mirá también

Cada modelo tiene una forma distinta de ingresar a su asistente de configuración.  Para ello habrá que tomar nota del nombre, marca y modelo, que aparece siempre en la parte posterior de la caja, y buscar los datos en el sitio del fabricante o bien en algún tutorial específico en YouTube. 

¿Mi velocidad es la correcta?



​En Internet hay muchas páginas que permiten medir la velocidad de tu conexión, los llamados “Test de Velocidad”. En sitios como Fast.com, Test-velocidad.com o el popular SpeedTest. Allí no solo visualizaremos el operador del servicio si no la dirección IP, el código que identifica a cada usuario que está navegando en Internet.

Hay sitios de Internet que pueden medir la velocidad de conexión.

Por lo general el test mide primero el PING, que es el tiempo de respuesta de tu conexión. Después iniciará un proceso de descarga para medir qué velocidad alcanza, y por último medirá también la velocidad de subida. Al finalizar se te mostrarán los resultados, y sólo te quedará comparar los valores de la velocidad contratada para ver si te llega lo que debería.

¿La culpa es de mi módem o del proveedor?



Antes de entrar en una crisis y aunque parezca ridículo, muchas veces reiniciar nuestro dispositivo puede ser la solución al problema. Incluso el módem, ya que regresarlo a su configuración original puede solucionar todo.

En caso de haber determinado que el problema está con el módem entonces se puede apagar y prender luego de treinta segundos.

Mirá también

Otra alternativa es la del reinicio de fábrica. En la parte posterior de la caja encontraremos siempre un pequeñísimo orificio para resetearlo a su configuración de fábrica.

Basta con meter ahí una aguja, un alfiler o algo delgado que sirva para presionar por unos segundos y esperar a que las luce indiquen la reinstalación de la configuración de fábrica.

Modem wifi.

Este último proceso toma no más de 30 segundos y una vez terminado será necesario usar el usuario y contraseña o Web Key impresa en la etiqueta de atrás.

En caso de que esto no logre reestablecer la normalidad del servicio, el paso siguiente será contactarse con el servicio técnico del proveedor de Internet.

Este personal dispone de herramientas adicionales para determinar si el módem efectivamente es el que está fallando o confirmar si son ellos quienes tienen un falló en su servicio y determinar así los pasos a seguir para solucionar el inconveniente. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA