Mucha consulta y poca venta: la alarmante realidad de las concesionarias en cuarentena

El incremento de la brecha entre el dólar oficial y las diferentes modalidades de dólar bursátil aumentó las consultas para comprar vehículos cero kilómetro en aquellos ahorristas posicionados en la moneda norteamericana, ya que las operaciones en las concesionarias se realizan en pesos y al tipo de cambio del Banco Nación. No obstante, este incremento…

Mucha consulta y poca venta: la alarmante realidad de las concesionarias en cuarentena

El incremento de la brecha entre el dólar oficial y las diferentes modalidades de dólar bursátil aumentó las consultas para comprar vehículos cero kilómetro en aquellos ahorristas posicionados en la moneda norteamericana, ya que las operaciones en las concesionarias se realizan en pesos y al tipo de cambio del Banco Nación. No obstante, este incremento no se ve reflejado en un nivel de ventas ni siquiera aceptable para sobrevivir a la cuarentena, por lo que los empresarios insisten en que debería llegar un auxilio del gobierno para pagar los salarios de abril y mantener sus estructuras.

“Vivimos con el corazón en la boca por los gastos que tenemos”, afirmó a ON24 Jorge Giorgi, presidente de Giorgi Automotores y Ginza. “Acá, el único hecho es que el día 5 tenemos que pagar un montón de sueldos; todo lo demás es cháchara, como las subvenciones que el gobierno dijo que iba a dar”, agregó y manifestó que el pedido hacia el Ejecutivo Nacional es que “nos ayude a pagar los sueldos o que pare con los impuestos”.

El empresario indicó que “hubo más consultas” en estas semanas, principalmente en el segmento pick up y gama alta, y señaló que “para el que tiene dólar billete y quiere cambiar el auto, hoy es brillante negocio”; sin embargo, apuntó que “se concretan pocas operaciones”.

“Va a ser un mercado muy estancado”, lamentó y añadió que se proyectan unas 200.000 ventas al año, “si esto se termina pronto”, de las cuales en el primer trimestre ya se realizaron entre 60.000 y 70.000, “o sea que con el resto no podemos mantener la estructura”, advirtió.

En la misma línea, Jorge Pesado Castro, director del Grupo Pesado Castro Dealer, resaltó la oportunidad que se genera a partir de la brecha cambiaria pero explicó que las operaciones que se realizan vía online (preferentemente en los segmentos de los pequeños e importados) “son ínfimas”. En rigor, aseguró que han sido del orden de 50 a 60 en todo el país, comparado con las 1.500 que se efectuarían en un día normal, dentro de las marcas que el Grupo representa (Hyundai, Citroën, Geely, Jeep, Maserati, entre otras). “Son cifras bastante bajas; el mercado no está maduro todavía para la gestión de ventas a través de internet”, sostuvo.

“Tenemos que pensar en mantener las estructuras y nuestros recursos humanos, que es lo más valioso que tenemos porque cuesta mucho capacitarlos. Queremos conservar y cuidar al personal, pero en estas condiciones, sin saber por cuánto tiempo vamos a estar cerrados, es muy duro. Hemos hecho grandes esfuerzos para pagar los sueldos de marzo, pero todavía no recibimos ninguna ayuda del gobierno y se viene fin de mes”, alertó.

En ese sentido, remarcó que desde el sector están a la espera de varias medidas del gobierno nacional, entre las que mencionó una ayuda durante tres meses para poder compensar el pago de los salario y el diferimiento de los aportes previsionales. Además, mencionó que se está trabajando con ACARA y el sindicato para tratar de llegar a un acuerdo salarial.

Por su parte, Daniel Marrocchi, director de Marrocchi Exclusivos Audi y titular de Prost Peugeot, también dio cuenta del aumento de las consultas para la compra de vehículos, aunque coincidió con sus colegas en que las transacciones están lejos de llevarse a cabo: “Hay bastantes consultas fundamentalmente para ver si los precios son en dólares oficiales y en la mayoría de los casos, al ver que es así, demuestran interés, pero teniendo en cuenta que no se puede entregar el auto ni patentarlo, se complica para concretar la venta. Incluso, si el cliente no tiene el dinero en una cuenta bancaria, por cualquier otra forma de pago es casi imposible”.

Para el empresario rosarino, este interés que se manifiesta por los vehículos de segmentos iniciales y medios, en su caso, “va a repercutir recién cuando se levante la cuarentena”.

Por otra parte, Marrocchi recordó que los talleres se exceptuaron solamente para atender a personas que tengan algún tipo de permiso para circular en vehículos. En ese sentido, aseguró que esta apertura parcial “no nos permite recuperar facturación”. En tanto, Pesado Castro complementó: “Son tantos los requerimientos que, frente a una demanda mínima que hay hoy por las unidades que están autorizadas para circular, no sólo no es compensatorio, sino que termina generando mayores costos. Pero la responsabilidad social es tanta que pensamos que hay que hacerlo igual”.




REDACCIÓN ON24