Leandro Bolmaro, el argentino que brilla en España y que va camino al draft de la NBA

Cada ceremonia del draft de la NBA es un cúmulo de ilusiones para ese puñado de jóvenes que consiguen ser seleccionados por algún equipo de la mejor liga de básquetbol del mundo. Claro que antes de la noche en que los sueños se convierten en realidad -la de este año está prevista en principio para…

Leandro Bolmaro, el argentino que brilla en España y que va camino al draft de la NBA

Cada ceremonia del draft de la NBA es un cúmulo de ilusiones para ese puñado de jóvenes que consiguen ser seleccionados por algún equipo de la mejor liga de básquetbol del mundo. Claro que antes de la noche en que los sueños se convierten en realidad -la de este año está prevista en principio para el 25 junio-, hay meses de trabajo y estudio por parte de las franquicias. Y Leandro Bolmaro​, anotado en esa carrera, va a ir a fondo.

Las oficinas de la NBA en Nueva York ya tienen su declaración de presentación al draft, procedimiento que deben realizar los jugadores extranjeros menores de 22 años para la selección. Pero hay una diferencia sustancial con su ingreso al listado del año pasado: esta vez no se retirará.

Bolmaro es el último argentino en colarse en las intenciones de los ejecutivos de la liga y está muy bien valorado, tal como reflejan los analistas de los llamados “prospectos”. Tal es así que todos lo ubican en la primera ronda de las selecciones, algo que sólo un argentino (Carlos Delfino​) consiguió en la historia.

Mirá también

En 2019, Bolmaro apeló a remover su nombre antes de la fecha límite, ya que no había garantías de que fuera seleccionado en una posición conveniente y parte del objetivo estaba cumplido: poner su nombre en la órbita de aquellos que aún no lo conocieran.

En esta ocasión, se cuentan con los dedos de una mano las franquicias que no manifestaron interés en el de Las Varillas y las buenas proyecciones indican que podría llevárselo algún equipo al que le toque elegir en la segunda mitad de la primera ronda; es decir, entre los puestos 15 y 30.

Sin embargo, los más allegados a la situación son optimistas a partir del parate obligado de todos los torneos por el brote mundial de coronavirus​. “Muchos jugadores suben o bajan en las semanas pre draft, cuando los equipos pueden verlos en vivo”, le dice una fuente conocedora del caso a Clarín.

Al estar en el aire la continuidad de la actual temporada de la NBA y quedar casi descartada esa posibilidad -lo más probable es que los equipos dispongan de algunas horas para hacerles entrevistas a sus candidatos por videollamda-, “es posible que suban aquellos jugadores que se pudieron ver en acción”, según evalúa la misma fuente.

Leandro Bolmaro, en acción en el Barcelona, con Zenit, por la Eruoliga.
Foto: EFE

Bolmaro rindió en el primer equipo de Barcelona, con minutos entre y ante varios de los mejores basquetbolistas de Europa. Además, cuenta con el “factor Manu” a su favor. Si bien a él lo incomoda la comparación, ciertas reminiscencias al bahiense que no sólo se reducen al juego, sino que incluyen intangibles que no aparecen en las estadísticas -su lenguaje corporal, su físico, su comportamiento- colaboran con su posicionamiento.

Por eso, incluso a diferencia del propio Ginóbili, que en su momento había sido seguido por un número muy limitado de equipos, con Bolmaro reina otra sensación: pasados los primeros 10 elegidos, cualquier equipo podría quererlo, incluso si no averiguó condiciones. Un detalle no menor: en sus últimas presentaciones hubo managers y presidentes de operaciones que quisieron ir a verlo en vivo y directo en lugar de mandar reclutadores.

Mirá también

Ya a fines de 2019, el periodista probablemente más respetado del ambiente “cazatalentos“ en Estados Unidos, Mike Schmitz (quien lo viene observando desde hace varios años), aseguraba que Bolmaro se erigía como firme candidato a la primera ronda.

El analista lo ubica en su proyección más optimista en el puesto 17, con un atenuante no menor: afirma que es la mejor opción para los míticos Boston Celtics, que tendrán tres picks (selecciones) a su disposición en la primera ronda, dos de ellos seguramente entre los lugares 25 y 30. La franquicia del trébol sólo tuvo un argentino en sus filas: Rubén Wolkowyski, quien jugó 7 partidos.

Chris Grenham, quien cubre a esa franquicia para la prestigiosa Forbes, afirma: “El de Bolmaro con el entrenador Brad Stevens sería un cruce interesante. Stevens sabe aprovechar a los jugadores versátiles. Su potencial defensivo también podría ser bien aprovechado por el coach y los Celtics podrían darse el lujo de darle tiempo a Leandro para que se desarrolle, algo que podría beneficiarlo a futuro”.

Leandro Bolmaro en acción en el Barcelona. (Foto: Twitter / @FCBBasket)

Varios más cuentan con Bolmaro entre los elegidos durante la primera ronda. Maurice Bobb, de Bleacher Report, en lo que va de este mes de abril lo posicionó en sus dos listados en el 24º y en el 27º lugares. 

Leandro Bolmaro con Nikola Mirotic, un ex NBA con el que construyó una gran relación. (Foto: Twitter / @FCBBasket)

The Ringer colocó a Leandro en el puesto 28, pero lo que más impacta del caso son los elogios que Chris Vernon, periodista de ese espacio, le dedica a Cebolla. A la hora de elegir jugadores que “no están recibiendo toda la atención que deberían”, lo destaca con elocuencia.

“No tengo idea cómo está al final de los primeros 20, si es que ahí lo terminan eligiendo -afirma Vernon-. Es fantástico. Cuando hablábamos de Luka (Doncic), y yo no era tan fan suyo como otros, decía que cuando podés driblear, pasar y tirar así, no hay chance de que falles. Es cuestión de ver qué tan bueno va a ser. Y esto es así como este chico. No hay chance de que falle. Lo miré mucho y veremos cómo se da esto, pero mi primera impresión fue: ‘Este chico es mucho mejor que muchos de los que ya vi y aparecen más arriba en las proyecciones’”.

La diferencia entre ser elegido en la primera ronda es sustancial: los seleccionados de los puestos 1 al 30 se garantizan un contrato con el equipo en cuestión, a diferencia de los del 30 al 60, que sólo ven cómo sus derechos quedan atados a la voluntad de la franquicia que los haya elegido, como le pasó a Luis Scola con San Antonio Spurs​.

HS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA