La comparación telefónica con la que Nelson Cuevas destrozó a Ramón Díaz: “Gallardo es un iPhone 10 y él se quedó atrás”

Sin pelos en la lengua, Nelson “Pipino” Cuevas criticó con dureza a Ramón Díaz, a quien tuvo como entrenador cuando jugó en River, y no tuvo mejor idea que compararlo con Marcelo Gallardo con una metáfora telefónica: “Gallardo es un Iphone 10 y Ramón Díaz se quedó atrás”. Mirá también El paraguayo graficó explícitamente en…

La comparación telefónica con la que Nelson Cuevas destrozó a  Ramón Díaz: “Gallardo es un iPhone 10 y él se quedó atrás”

Sin pelos en la lengua, Nelson “Pipino” Cuevas criticó con dureza a Ramón Díaz, a quien tuvo como entrenador cuando jugó en River, y no tuvo mejor idea que compararlo con Marcelo Gallardo con una metáfora telefónica: “Gallardo es un Iphone 10 y Ramón Díaz se quedó atrás”.

Mirá también

El paraguayo graficó explícitamente en qué se distingue el Muñeco del Pelado: “Ustedes ven que los teléfonos actuales se actualizan constantemente. Si no lo hacen, se quedan obsoletos, trancados. Se quedan en una forma de que buscás tu directorio y no funcionan como tienen que funcionar. Gallardo es un Iphone 10 y Ramón Díaz se quedó. Gallardo habla con todos sus futbolistas y Ramón no dialoga con los suplentes. Te mete en el freezer y sos boleta”.

Y continuó: “​Tenés que adaptarte a esa realidad y tenés que adivinar. Él (Ramón) no se va a acercar a decirte. Su ayudante te puede dar indicaciones. Lo de Gallardo es diferente: tiene a todos sus suplentes en una misma sintonía“, dijo Cuevas en “De Fútbol se Habla Así”, en  DirecTV Sports.

Cuevas era habitualmente suplente e incluso muchos recuerdan cuando la mamá del ex delantero le pedía al riojano que pusiera a su hijo. Y es inolvidable también cuando entró contra Racing ​en 2002 y salvó al entrenador en la pelea por el Torneo Clausura.

No obstante, el paraguayo destacó el aporte que ahora hace Emiliano Díaz, hijo de Ramón. “Hace el rol que a Ramón le falta. Es un complemento muy bueno. Por eso está sobresaliendo -dijo-. Imagino que Díaz no es el que hace los asados ni habla con los futbolistas. La gente de antes se queda con el chip y todo evoluciona. Obvio que se quedó en el tiempo, es categórico. Emiliano le dio una mano fundamental. Hoy hacen una buena dupla y están muy bien en Paraguay”.

Para despedirse, Cuevas se acordó de cuando Ramón se cruzó con Juan Pablo Sorin en River. “Cada año que salía campeón, limpiaba a un referente. Porque a los referentes los podés dejar afuera, pero después se te vienen encima los directivos, la prensa, la San Martín… Y es difícil tener a un referente y más si es querido por la gente -aseguró-. Si salís campeón, nadie te discute. Casi siempre, uno o dos se iban. Con Sorin se carajearon bastante fuerte. Ya jugaba en la Selección. Al estar Placente, a Ramón le cuadró justo y lo limpió de una”. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA