Cuarentena: cómo armar una sala de cine hogareña

En plena etapa de cuarentena, las maratones de películas y series son una de las actividades que concentra a todo el núcleo familiar. Para mejorar la experiencia cinematográfica, es posible acondicionar cualquier sala hogareña. Aunque su ambientación va mucho más allá de incluir una pantalla imponente o un sonido que raje los cristales. Entre los…

Cuarentena: cómo armar una sala de cine hogareña

En plena etapa de cuarentena, las maratones de películas y series son una de las actividades que concentra a todo el núcleo familiar. Para mejorar la experiencia cinematográfica, es posible acondicionar cualquier sala hogareña. Aunque su ambientación va mucho más allá de incluir una pantalla imponente o un sonido que raje los cristales. Entre los aspectos que merecen consideración está el control de la iluminación, la conexión de Wi-Fi y si conviene optar por parlantes o una barra de sonido.

Los espacios de entretenimiento van cambiando en función de la tecnología dominante. Mientras hace unos años la estrella eran los discos Blu-Ray, hoy los contenidos en HD llegan por streaming, las conexiones que predominan son inalámbricas, las pantallas pueden camuflarse con el entorno y el control remoto sirve para cualquier dispositivo.

La sala. En lugar de una sala dedicada, lo recomendable es adaptar el sector de mayor confluencia. La primera decisión está relacionada con las dimensiones del recinto y la distribución de los sillones. Ya que en función del área disponible, se podrá determinar las pulgadas de la pantalla.

En tiempo de cuarentena, se puede acondicionar una sala para ver cine en casa. Foto: LG Argentina.

“Una de las reglas básica indica que por cada 4,5 centímetros de distancia que separa el asiento de la pantalla, esta debería tener una pulgada de diagonal. Por lo tanto, si la extensión es de 3 metros, lo indicado sería un SmarTv de hasta 75 pulgadas” apuntan desde LG.

Súper pantallas. Los de 4K, que ya no son ninguna novedad, suponen un verdadero salto en la resolución de las imágenes con respecto a los HD, prácticamente marginados. El precio de los Ultra HD bajó considerablemente y son la opción para decorar cualquier living. En cuanto a dimensiones, los más adecuados son los de 60 pulgadas, que cubre unos 123 centímetros de ancho por 74 de alto.

Samsung QLED Flat Smart TV 4K 82”. resolución 3.840 por 2.160 píxeles. Procesador Quantum 4K, HDR 10+ Sí HLG (Registro híbrido Gamma). $250.000

“Al momento de pensar en armar una sala de cine, toda la atención tiene que estar focalizada en la pantalla. Para eso, es fundamental que todas las posibles distracciones se encuentren ocultas para que sólo puedan verse las imágenes”, advierte Martín Hilgert, visual display senior product de Samsung Argentina.

Los modelos más avanzados son compatibles con imágenes de alto rango dinámico (HDR), una tecnología que va de la mano del 4K y que reproduce una gama más amplia de colores, consiguiendo recuperar más información tanto en las zonas oscuras como en las más iluminadas.

LG OLED OLED55B8SSC de 55″ . Procesador Alpha 7, sonido Premium Dolby Atmos y Cinema HDR. $ 144.000

Los paneles son la pieza clave en donde se concentra la tecnología de los televisores y establece la mayor diferencia técnica. Para vestir sus pantallas los fabricantes escogen entre paneles QLED u OLED. Pero también, le van sumando otras innovaciones.

“Los OLED TV 4K utiliza un panel de 33 millones de sub-pixeles autónomos. Cada uno brilla aún más al lado de un contraste de perfecto de negros. Al reproducir matices más ricos y naturales uno siente que miran objetos reales. Su veloz índice de respuesta también ayuda a que la TV resuelva el movimiento en forma impecable, sin destellos, ni efectos borrosos. A esto se suma el sistema de sonido multicanal surround, que eleva al espectador la sensación envolvente, producto de sonidos más reales”, detalla Mariela Coda, senior marketing manager en LG Electronics Argentina.

Por su parte, Samsung hizo posible el proceso de transformar la luz en color, para convertirlo en algo distinto. “Con nuestra innovadora tecnología de Quantum Dots, al agregar luz a la mezcla, hicimos posible mil millones de colores con un volumen de color del 100%. Otro punto para destacar es que, cuando se trata de una escena oscura con algunas sombras, Q HDR fue creado por la combinación de experiencia y tecnología HDR10+ para una gama más amplia de brillo y contrastes, dando vida a todos los matices de la imagen”, sugiere Hilgert.

Noblex PPRNX1A. Proyector portátil de 50 ANSI LUMENS, resolución de 854 por 480 píxeles. Pantalla de 100″, compatible WiFi/USB y con una autonomía de 150 minutos. $19.000

Proyección. Si de realismo se trata, la sensación de inmersión que se consigue con un proyector supera con creces a los resultados obtenidos por un Smart TV. Sin necesidad de configurar nada se puede obtener una imagen que va de las 30 pulgadas a las 150. Eso sin contar que la actual tecnología LED proporciona hasta 20 años de vida útil.

Sin embargo, todos sus méritos se licúan cuando uno pide la cuenta. Un proyector láser de calidad como el EPSON EF-100, con calidad HDMI y pantalla de hasta 100 pulgadas, ronda los 130 mil pesos. Mientras que un Smart TV Sony 4K 65″ está en 89 mil pesos.

Una solución más que aceptable son los proyectores en miniatura, para llevar el cine a cualquier rincón de la casa. Sólo hace falta una conexión a Internet y una pared blanca.

LG Sound Bar SK5. Viene con subwoofer 160w+200w. Puede reproducir audio estéreo sin pérdida a una calidad de hasta 96 kHz / 24 bits. $ 22.999

El Noblex PPRNX1A ofrece una resolución de 854 por 480 pixeles, alcanza las100 pulgadas y brinda una autonomía de 150 minutos. Su precio ronda los 19 mil pesos. Algo más económico, el Unic UC28, (320 por 240) que llega a las 80 pulgadas, está en $ 4.500.

Envolvente. En los últimos años, el rubro acústico se multiplicó en una variedad de longitud y espesores. De acuerdo a la superficie vacante y la obsesión por la alta fidelidad, se puede optar por los sistemas de sonido 5.1 o 2.1, los parlantes True Wireless Stereo (TWS) o las soundbars, que por su comodidad, se posicionan como las favoritas de esta categoría.

Klip Xtreme: Zound360
Juego de parlantes TWS, tiempo de reproducción de 12 hs, 24w de potencia RMS. Micrófono incorporado en la unidad para conversaciones con manos libres. Cada uno tiene una batería de 2400mAh.
$ 10.000

La ventaja de las barras de sonido es que son compactas, delgadas y están pensadas para acompañar la estética de los actuales televisores, ya que se sitúan horizontalmente bajo el marco del aparato. Tienen menos cable, confieren una abundante capacidad sonora y vienen con entrada de USB, HDMI y NFC. Los nuevos modelos incluyen sonido 5.1 y conexión inalámbrica. Rondan los 8 mil pesos.

Los sistemas de parlantes (2.1 o 5.1) consiguen el verdadero sonido envolvente. Al estar dispuestos en un área más amplia, mueven el sonido a volúmenes más altos y proveen una experiencia inmersiva. Tuvieron su auge con la videocasetera pero como ocupan mucho volumen, tienen muchos cables y no ofrecen otra utilidad, están quedando en desuso. En el orden de los 10 mil pesos.

JBL Cinema 510. Subwoofer activo de 6.5″ y 5 satélites con una potencia máxima de 100W. $ 25.000

En el plano de los multiuso, se destacan los TWS que, a diferencia de los parlantes convencionales, difunden el audio en 360 grados de manera uniforme hacia todas las direcciones. Cuestan unos 10 mil pesos.

“La tecnología de vinculación entre pares, conocida como TWS, establece el enlace entre el primer y el segundo parlante, permitiendo la reproducción de audio a través de ambos simultáneamente. También cuenta con la posibilidad de utilizar de manera separada cada unidad, de tal forma que dos personas, disfruten del parlante de forma independiente”, explica Gonzalo Esposito, Territory Manager para Argentina de Klip Xtreme y Xtech.

Luz y señal. Muchos cines de casa tendrán que competir con la luz natural que invade el espacio, por lo tanto, es vital invertir en cortinas opacas. Si la conexión sufre demoras o se entrecorta, habrá que considerar un amplificador de señal que transporta la señal por la corriente eléctrica. El Devolo Dlan 550 Starter Kit Plc cuesta unos 9 mil pesos.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA