Las claves detrás del escándalo en el Barcelona: la pista argentina, el uruguayo misterioso y números que siembran muchas dudas

El escándalo se desató en Barcelona en febrero, cuando se reveló la contratación de seis empresas para el monitoreo de las redes sociales y la creación de cuentas en Twitter y Facebook​. Y tuvo sus coletazos en Semana Santa, con la renuncia de seis directivos, entre ellos Emili Rousaud, vice del club y potencial candidato…

Las claves detrás del escándalo en el Barcelona: la pista argentina, el uruguayo misterioso y números que siembran muchas dudas

El escándalo se desató en Barcelona en febrero, cuando se reveló la contratación de seis empresas para el monitoreo de las redes sociales y la creación de cuentas en Twitter y Facebook​. Y tuvo sus coletazos en Semana Santa, con la renuncia de seis directivos, entre ellos Emili Rousaud, vice del club y potencial candidato a suceder a Josep Bartomeu en la presidencia. El lunes surgió la pista argentina con tres compañías involucradas, todas con sede en Olivos, y hay una auditoría que investiga si hubo sobreprecio en el pago a los proveedores del servicio. Sin embargo, por estas horas todavía quedan unas cuantas preguntas por contestar en torno al BarçaGate.

¿Por qué el club catalán pagó más un millón de euros repartido en seis empresas, tres de ellas con personería jurídica en estas tierras? ¿Por qué no hubo licitación? ¿Alguien metió la mano en la lata, como aseguró Rousaud antes de dimitir por pedido del propio Bartomeu? ¿Por qué había mensajes críticos hacia los jugadores y dirigentes de Barcelona en esas plataformas digitales? ¿Quién es el misterioso uruguayo que maneja I3 Ventures, la compañía informática que está en la mira?

Carlos Rafael Ibáñez Constantino (59 años) nació el 11 de junio en Montevideo. Es la cara de I3 Ventures, una empresa que comenzó a funcionar en 2015, trabaja con Barcelona desde 2017 y se dedica al análisis de noticias, portales y redes sociales con el objetivo de evaluar los efectos positivos y negativos de sus clientes en internet. Lo que habitualmente se conoce como Big Data y utilizan los gobiernos de todo el mundo, inclusive el argentino. Con bots, trolls y todo un arsenal informático para hablar bien y mal, según quien pague, claro.

Mirá también

Ibáñez derivó el trabajo a otras cinco empresas que se sumaron a I3 Ventures: NSG Social Science Ventures SL en España, Futuric SA en Uruguay y Tantra Soft SA, Digital Side SA y Big Data Solutions SA, estas últimas tres en Argentina. Cada una recibió 198 mil euros en concepto de pago de servicios que salieron de las cajas de seis departamentos de la estructura ejecutiva del club: Activos Digitales, Medios de Comunicación, Sponsors, Barça Innovation Hub, la Masía y Barça Fundación.

¿Por qué no se hizo un único pago y los gastos no fueron sometidos al Comité de Adjudicaciones ni a la Junta Directiva? Porque el tope presupuestario que tiene cada departamento para egresos es de… 200 mil euros. De ahí surge la denuncia que hizo Rousaud y que terminó catapultando su alejamiento del club junto a Enric Tombas, Silvio Elías, Josep Pont, María Teixidor y Jordi Calsamiglia.

De ser el delfín de Bartomeu para las elecciones del año próximo pasó a ser el eje de la bronca del presidente por haber dicho que “hay corrupción en el Barça”, frase que repitió en la noche de este martes en El Larguero, programa deportivo que se emite por Cadena SER.

Emili Rousaud, ex vice del Barcelona, dejó el club en medio de un escándalo. (Foto: DPA)

“Bartomeu llegó a decir que esta empresa se la habían recomendado desde Madrid. Podría referirse que a alguien del Gobierno. No lo sé. Ahora, desde 2017 a 2020, el Gobierno ha cambiado de color. Ese vínculo no lo acabo de ver. La explicación no es clara. Si yo pregunto: ‘¿Por qué has contratado esto?’  Y tú me dices: ‘Me lo recomendaron’. Pues, hombre, no me estás contestando. Se preguntó y no se obtuvo una respuesta del tema”, enfatizó Rousaud. “Esto requiere una investigación. Los que tienen poder para hacer estas contrataciones son la cúpula que gestiona. Estoy en desacuerdo de que me hagan una querella, yo no estoy acusando a nadie, no tengo con qué. Me parece poco coherente y decente cuando no he formulado ninguna acusación contra nadie”, agregó el ex dirigente.

“En este momento hay un proceso de auditoría interna y no puedo hacer comentarios. Espero que semana próxima esté concluido todo”, le dijo Ibáñez a Clarín. Contratada por Barcelona, que quiere romper el vínculo con I3 Ventures, Price Waterhouse Coopers (PWC) está haciendo las pericias contables. Según publicó el diario Sport, se pagó un sobreprecio para lo que suelen ser los costos del mercado. “Resulta extraño y raro que se contratara a una empresa radicada en Uruguay (donde existe anonimato bancario) cuando en España hubiesen conseguido mejor servicio y mejor precio”, consigna el diario catalán.

Mirá también

Tantra Soft SA, una de las compañías involucradas del BarçaGate, fue fundada en 2009 por Gastón Douek. El empresario de medios que participó en más de veinte campañas electorales, a quien llaman “el Señor de los Trolls”, trabajó con Sergio Massa, Juan Schiaretti, Martín Lousteau, Gabriela Michetti y Omar Perotti, entre otros. Aunque aclara que le vendió la compañía al uruguayo en 2014. “Yo no tengo nada que ver con esta historia. Fui socio de Ibáñez hasta que hicimos un acuerdo y me retiré de la empresa. Tengo todos los papeles para demostrarlo”, le aseguró Douek a Clarín. Y añadió: “Así y todo, por más que yo no tenga ningún tipo de influencia, decir que estas empresas fueron contratadas para desprestigiar a Lionel Messi es un absurdo”.

Según “Què T’hi Jugues”, el programa de Cadena SER que destapó la olla, Barcelona le encargó al conglomerado de empresas que pusiera en funcionamiento una serie de cuentas en redes sociales para defender al oficialismo y difamar opositores y teóricos rivales. Entre ellos, Víctor Font, CEO de Delta Partners Group, emporio de telecomunicaciones, medios y tecnología. Ibáñez había dicho que su empresa “contrata los dominios web, pero no gestiona sus contenidos. Son cuentas que generan opiniones, no son insultantes, no publican noticias ni fake news, dan opinión sobre temas. Nos están utilizando como munición para pegarle a la directiva del Barcelona”.

Mirá también

Tanto Tantra Soft SA como Digital Side SA y Big Data Solutions SA tienen sede en Camacuá 413, Vicente López, Olivos. Todas funcionan en la misma oficina, pero Digital Side no es propiedad de Ibáñez. ¿Cómo era el trabajo que hacían? Las empresas argentinas monitoreaban qué se decía de Messi. La uruguaya, Futuric SA, todo lo que tenía que ver con los jugadores del Barcelona en Latinoamérica. La española, lo que sucedía en el resto del mundo. Hay una razón para contratar este tipo de servicios. Según explica Douek, “así como la junta directiva de un club tiene que decidir sobre las condiciones futbolísticas de un jugador, la búsqueda también está centrada en el alcance que puede tener para captar socios, membresías y explotar el marketing en distintos lugares del mundo”. El servicio, pensado para estructuras gigantes como Barcelona, apunta a saber todo lo que se publica sobre un club, un futbolista o un político.

Al holding de información online que maneja Ibáñez lo vincularon con campañas sucias en Ecuador por “sembrar” perfiles falsos, algo que fue desmentido. El uruguayo tiene otra empresa, NSG Panamá -derivada de NSG Social Science Ventures SL-, según publica Nius Diario, que tiene como parte de su consejo a dos figuras políticas del país centroamericano: María Fabregas (viceministra en 2012) y Michelle Sitton (Partido Revolucionario Democrático). 

Esteban Marcelino Ochoa y Juan Carlos Vera Zanotti son los únicos dos argentinos que aparecen en la escena. Uno es el CEO de Tantra Soft SA; el otro, gerente de la compañía y reside en Madrid. Actores de reparto en el medio de esta interna que sacude el patio de la casa de Messi.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA