Enrique Lingua enumeró las medidas fiscales que precisan las empresas en crisis

Enrique Lingua enumeró las principales medidas fiscales que necesitan las empresas en el marco de la emergencia. En un webinario organizado por la Escuela de Negocios de Fundación Libertad, el tributarista rosarino aseguró que es imperioso que el estado apoye “a quienes serán el motor para salir de esta crisis”, y detalló los alivios impositivos…

Enrique Lingua enumeró las medidas fiscales que precisan las empresas en crisis

Enrique Lingua enumeró las principales medidas fiscales que necesitan las empresas en el marco de la emergencia. En un webinario organizado por la Escuela de Negocios de Fundación Libertad, el tributarista rosarino aseguró que es imperioso que el estado apoye “a quienes serán el motor para salir de esta crisis”, y detalló los alivios impositivos que pueden implementarse con y sin modificaciones legales. 

MEDIDAS SUGERIDAS: 

-Saldos a favor de IVA y Ganancias: Los saldos de libre disponibilidad de IVA al dia de hoy son aplicables a otros impuestos pero no para el pago de leyes sociales. Serviría mucho en este momento que ambos puedan usarse para el sistema de recaudación previsional. 

-Devolución de saldos a favor: Es dinero inmovilizado que las empresas podrían utilizar para pagar sueldos. No hay motivos para no devolverlos. 

-Anticipo de Ganancias: El primer anticipo del Impuesto a las Ganancias para las sociedades es del 25% y luego pagos de 8,33% hasta completar el 100%. No hay razón para pagar un adelanto de ese porcentaje. “Una empresa a la que se le vence la declaración jurada ahora, paga en función de los resultados del año pasado cuando la crisis le hizo polvo su actividad y para colmo tiene que hacer frente a semejante anticipo (…) esta es la oportunidad de desahogar financieramente a las empresas”, dijo Lingua.

-Alivio del pago de cuotas: de moratorias y planes de pago, a través de una norma resolutiva. Además, que el atraso no sea motivo de cancelación del plan de pago, al contrario, que se le facilite. “Es un hecho que la gente no va a tener dinero para pagar impuestos, y mucho menos las empresas donde la prioridad es contener al personal”. 

-Postergación de todos los vencimiento impositivos próximos. 

-Cambio del régimen de ajuste por inflación: modificación del plazo para percibir el saldo del ajuste negativo (que favorece a las compañías). “Según la última modificación puede  tomarse un sexto por año, lo cual es casi imperceptible para las empresas”, aseveró el contador. 

REDACCIÓN ON24