140 directores del Conicet se autoconvocaron para reclamar por el presupuesto

“La reunión es muy, pero muy importante. La situación, realmente muy crítica”. Las palabras de la reconocida bioquímica Ana Belén Elgoyhen -una de las valiosas piezas que integran la extensa nómina de científicos argentinos multipremiados en el exterior- resumen el malestar, o más bien, la impotencia que se respira por estos días en las aulas, laboratorios…

140 directores del Conicet se autoconvocaron para reclamar por el presupuesto

La reunión es muy, pero muy importante. La situación, realmente muy crítica”. Las palabras de la reconocida bioquímica Ana Belén Elgoyhen -una de las valiosas piezas que integran la extensa nómina de científicos argentinos multipremiados en el exterior- resumen el malestar, o más bien, la impotencia que se respira por estos días en las aulas, laboratorios y bibliotecas de los casi 300 institutos del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet).

Por eso, este viernes, 140 directores (más otros 40 que enviaron su adhesión) de los 294 institutos que componen el mayor organismo de ciencia del país, se autoconvocaron en la sede de la UTN de la ciudad de Córdoba para discutir una política científica que consideran empobrecida, en lo que dieron en llamar “Plenario Nacional de Directoras/es de Institutos del Conicet y Centros Asociados”. Varios investigadores consultados por Clarín coincidieron en el subtítulo: “Es un encuentro apartidario y de un nivel de convocatoria histórico”.

Mirá también

“Los recursos que normalmente tiene la Argentina son muy difíciles, de un nivel de competitividad muy bajo respecto del mundo desarrollado. Pero estamos en un punto que sólo se puede describir como demasiado empobrecidos. De seguir así, la situación se volverá terminal para el sector”, describió Marcelo Rubinstein, una de las figuras destacadas del Conicet presente en Córdoba, quien trabaja en el Instituto de Investigaciones en Ingeniería Genética y Biología Molecular (INGEBI).

El encabezado del documento que manejaron los asistentes al encuentro de científicos en Córdoba.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

También en la reunión, la prestigiosa viróloga, investigadora principal del Conicet y directora del Instituto de Investigaciones Bioquímicas de Buenos Aires (IIBBA) Andrea Gamarnik fue clara: “Está reunión surge de la caída dramática de los presupuestos para funcionamiento de los institutos, la falta de pago de proyectos para investigación, lo que además impactó en los proyectos de colaboración internacional. Están congelados proyectos que ya estaban en marcha”‬.

“Computando inflación de cada año y las varias devaluaciones del peso frente al dólar y considerando que la mayor parte de insumos, equipos y viajes son en dolares, el poder de compra de los subsidios para los proyectos de investigación bajó en 3 años por abajo del 35%”, explicó Rubinstein y aclaró que “es un promedio: algunos programas bajaron al 0%; otros se mantienen en un 60, pero en promedio quedó en pie un 30 o 35%”. “Los institutos recibieron en 2018 el 40% de los presupuestos que debían haber recibido para funcionamiento. El presupuesto aprobado para 2019 es el 50% de lo otorgado en el 2017, sin tener en cuenta la inflación”, coincidió Gamarnik.

Los directores de los institutos del Conicet, en la reunión (Daniel Cáceres)

En el intento por establecer contacto con el entorno de Lino Barañao (quien hace unos días admitió en una entrevista con Clarín que el presupuesto para ciencia es, en efecto, “exiguo”), desde la secretaría de Ciencia y Tecnología afirmaron que “en este momento está en Singapur, pero de algún modo, en esa entrevista ya dijo lo que tenía que decir”.

En cuanto a la cúpula del Conicet, desde al área de prensa señalaron que no hay un pronunciamiento oficial, ya que su director, Alejandro Ceccatto, se encuentra de licencia por razones de salud.

Mirá también

Según explicó Gamarnik, “el objetivo del encuentro es confeccionar un documento consensuado para transmitir la gravedad de la situación en la que se encuentra el organismo, dirigido a legisladores, políticos y toda la sociedad en su conjunto”.

Contra lo que podría pensarse en un año electoral, los consultados remarcaron que no hay tinte partidario alguno en la reunión. De hecho, varias “celebridades” de lo más alto del mundillo científico evidencian la genuina intención del plenario. Por mencionar sólo algunos investigadores superiores de los equipos científicos de distintas provincias, están Alfredo Cáceres, ‪Alberto Kornblihtt, Ernesto Calvo, Raquel Chan, ‪Alejandro Vila‬ y Hugo Luján.

Investigadores. En la sede Córdoba de la UTN. (Daniel Cáceres)

Rubinstein se refirió al “padecimiento diario” en el laboratorio, producto de la poda: “Podría comentarlo, pero no tiene sentido plantearlo en forma individual porque es algo común y a cada uno se le manifiesta de formas distintas. A mí, particularmente, lo que me parece preocupante es lo que sufren los investigadores más jóvenes, en especial los que volvieron hace poco a la Argentina, pudiendo haberse quedado más tiempo en el exterior”.

Porque, concluyó, “dijeron ‘ya hice el doctorado en Argentina, hice un posdoctorado afuera’, y decidieron volver. Pero ahora se están encontrando en una situación de enorme impotencia. Simplemente no hay recursos”.

AS