Una periodista denunció por abuso a un director de cámaras, él la llevó a juicio y la Justicia la absolvió

Cuando la periodista Silvia Pérez Ruiz recién entraba al mundo de la televisión en Córdoba, un director de cámaras y productor de contenidos en Canal 10, la habría acosado. Silvia lo contó mucho después, con nombre y apellido del supuesto acosador, en un hilo de Twitter. Roberto Sniezek le hizo juicio por calumnias e injurias y, finalmente, la Justicia falló…

Una periodista denunció por abuso a un director de cámaras, él la llevó a juicio y la Justicia la absolvió

Cuando la periodista Silvia Pérez Ruiz recién entraba al mundo de la televisión en Córdoba, un director de cámaras y productor de contenidos en Canal 10, la habría acosado. Silvia lo contó mucho después, con nombre y apellido del supuesto acosador, en un hilo de Twitter. Roberto Sniezek le hizo juicio por calumnias e injurias y, finalmente, la Justicia falló a favor de ella. Su caso es el primero en esa provincia en el que una denunciante de acoso sexual es absuelta.

El juicio comenzó en marzo y terminó este miércoles con la absolución de la periodista. A su vez, el tribunal decidió “no hacer lugar a la demanda civil por daño moral”. Es que Sniezek había exigido previamente una reparación por daños morales de 400 mil pesos.

Mirá también

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Gonzalo Echenique Frías, abogado de la mujer, dijo ante el juez que las acusaciones contra Sniezek hechas por Silvia en Twitter estaban “enmarcadas en el interés público”. Algo que en su calidad de comunicadora le permiten no ser acusada por ese delito.

Antes de la sentencia, la periodista citó una frase del escritor Tomás Eloy Martínez. “Mi nombre es lo único que tengo”, afirmó. Así, hizo alusión a la importancia de la credibilidad como “su principal capital”. Y la relación de ese atributo con la “búsqueda honesta de la verdad”.

En ese descargo aprovechó para manifestar que esperaba “que la perspectiva de género en la Justicia no fuera un concepto abstracto”. También pidió al Tribunal que “amplíe libertades, libere mordazas y espante al miedo”.

La defensa presentó cuatro testigos: tres mujeres que habían denunciado a Sniezek en la Universidad Nacional de Córdoba y la periodista de los SRT Mónica Reviglio.

Tras conocerse la absolución de la periodista, el director de cámaras no quiso hacer declaraciones. Pero su abogado, Jorge Sánchez del Bianco, anticipó que volverán a accionar. Para hacerla tendrán que esperar los fundamentos del fallo -aproximadamente, 20 días- para preparar un recurso de casación.

Luego de que se conociera la decisión final, y evidentemente conmovida, la periodista declaró a La Voz que fue un proceso “muy duro”, en el que se sintió muy nerviosa. “El dolor de muchas se fue convirtiendo en fortaleza. Fue un trabajo conjunto, tengo muchas ganas de abrazarlas a todas y de agradecerles”, dijo.

PS