Por qué se celebra la “Semana del juguete”

Organizada por las principales marcas de juguetes de todo el país, a partir del lunes que viene se lanza la primera “Semana del juguete”, con el objetivo de concientizar sobre la importancia del juego y el vínculo entre adultos y chicos. Bajo la consigna “Un juguete lo hace todo realidad, hagamos que sigan jugando” del 8…

Por qué se celebra la “Semana del juguete”

Organizada por las principales marcas de juguetes de todo el país, a partir del lunes que viene se lanza la primera “Semana del juguete”, con el objetivo de concientizar sobre la importancia del juego y el vínculo entre adultos y chicos.

Bajo la consigna “Un juguete lo hace todo realidad, hagamos que sigan jugando” del 8 al 14 de abril, la propuesta es que durante estos días proponen padres, abuelos, tíos y adultos se tomen 5 minutos para jugar y conectarse con los más chicos. El fin, explican los organizadores de esta campaña, es redescubrir el valor de jugar como derecho integral de los niños.

Mirá también

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

“Los chicos aprenden jugando, desde que nacen hasta que empiezan el aprendizaje más formal. Las primeras enseñanzas de todo ser humano se dan a través del juego y es un mundo real que la tecnología no les puede dar. Los juguetes los pueden tocar, mover, morder, sacudir, hacer sonidos, y esa experiencia no se la brinda un aparato tecnológico”, explica la licenciada en Fonoaudiología Agustina Torres, especialista en estimulación, comunicación y lenguaje.

La experta dice también que la clave es que un adulto pueda mostrarle al niño cómo se juega: “Si no hay un mayor que le muestre cómo y comparta ese momento, tampoco sirve. El juego es un momento de encuentro entre el chico y el adulto”, afirma Torres.

Mirá también

Según los especialistas, para los niños el juego estimula el desarrollo, ayuda a crecer con confianza, los hace aprender y observar y fomenta el compartir, la sociabilización y el respeto por las reglas. Mientras que para los adultos alivia el estrés, crea lazos afectivos, fortalece la familia, permite olvidar los problemas y favorece la salud mental, física y emocional.

AS