La chica que denunció un abuso grupal asegura que sus violadores viven cerca de su casa y se ríen de ella

La noticia de la chica de 17 años que contó en un video de Instagram cómo fue violada por diez hombres el sábado a la noche generó conmoción. Ahora, se supo que los presuntos violadores viven muy cerca (a no más de cinco cuadras) de la casa de la chica, en el barrio Santa Rosa de Florencia…

La chica que denunció un abuso grupal asegura que sus violadores viven cerca de su casa y se ríen de ella

La noticia de la chica de 17 años que contó en un video de Instagram cómo fue violada por diez hombres el sábado a la noche generó conmoción. Ahora, se supo que los presuntos violadores viven muy cerca (a no más de cinco cuadras) de la casa de la chica, en el barrio Santa Rosa de Florencia Varela. De hecho, la casa donde fue la “previa” durante la cual, según la denuncia, los agresores se turnaron para abusar de la joven, queda a metros de la casa de la víctima.

Según detalla el portal InfoSur, la fiscal del caso, Claudia Bresavek, de la UFI 8 de Florencio Varela, ya tiene identificados a nueve de los diez implicados. Entre ellos habría un menor y los demás tendrían entre 18 y 24 años. Todos están libres. Hasta el miércoles sólo uno de ellos, A.G.L, había sido imputado por abuso sexual.

Desde la UFI 8 de Florencio Varela explicaron a Clarín que la chica estaba en estado de shock al momento de parar un patrullero para denunciar lo que había vivido. Por eso solo pudo identificar al único imputado, de 24 años, que esa mañana estaba en una parada de colectivos, a 50 metros de la casa en la que había sido la reunión. Al verlo, lo señaló y los policías le notificaron de la acusación.

Mirá también

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Al estado emocional de la joven hay que sumar el alcohol que había tomado esa noche. A su vez, según declaró, había fumado marihuana y tomado de una “jarra loca”, de la que desconocía el contenido. Por eso solo fue capaz de señalar a seis de los hombres con nombre y apellido, ya que los conocía “de vista” del barrio. Lo que sí recordó, y relató en el video entre lágrimas, fueron los diálogos entre ellos mientras la violaban.

Al tratarse de jóvenes del barrio, fue el hermano de la chica, Ángel, de 21 años, quien le pasó el resto de los nombres a la fiscal. 

Desde la UFI 8 aclararon a este diario que es importante entender la situación de vulnerabilidad en la que vive la víctima. A los 15 años fue madre tras haber sido violada por su padrastro. Sin una madre presente, desde entonces vivía en la casa de su tía, que es cartonera.

Una semana antes de la violación grupal, esa mujer se había acercado a un Juzgado de Familia para dejar asentado que “por mala conducta” no podía seguir haciéndose cargo de la adolescente, y pidió la tenencia de la nena de la joven, de dos años de edad.

En el video, en el que se escucha la voz de su hija, la chica contó que después de que ella hiciera la denuncia policial, sus agresores pasaban junto a ella “cagándose de risa”. La fiscalía ahora espera la decisión del Juez de Garantías, quien este jueves podría realizar nuevas imputaciones. 

En el posteo en Instagram que acompañaba al video aparecían las fotos de los acusados. Uno de ellos, L.C., hizo un descargo en Facebook Pero luego lo borró.

“Escrachó a gente que estaba en la juntada sólo porque era a los que conocía y a los que en verdad hicieron la cagada y se la re mandaron ni aparecen en las fotos. Igual quédense tranquilos que si yo tengo que hablar voy a hablar y si tengo que empapelar a todos los que bardearon lo voy a hacer”, era el texto.

LGP