Para Linus Torvalds, el creador de Linux, las redes sociales “son una plaga”

Linus Torvalds es una leyenda en el mundo de la informática. El ingeniero en software finlandés es el desarrollador de Linux, el sistema operativo de código abierto más utilizado en el mundo, que fue creado hace 25 años.Este software es uno de los más usados a nivel global, dado que es la base que usó…

Para Linus Torvalds, el creador de Linux, las redes sociales “son una plaga”

Linus Torvalds es una leyenda en el mundo de la informática. El ingeniero en software finlandés es el desarrollador de Linux, el sistema operativo de código abierto más utilizado en el mundo, que fue creado hace 25 años.

Este software es uno de los más usados a nivel global, dado que es la base que usó Google para desarrollar Android. También lo utilizan Apple, Amazon y muchas grandes empresas tecnológicas, e incluso hay Linux en Marte, con los robots de exploración y en las estaciones espaciales.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo más leído del día | Enterate de que se habló hoy para no quedarte afuera del mundo

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Justamente, para celebrar los 25 años del lanzamiento del revolucionario sistema operativo, Linux Journal entrevistó al desarrollador, quien lanzó polémicas manifestaciones contra las redes sociales, a las que consideró “una plaga”.

Al consultarlo sobre qué cosas arreglaría del mundo en red actual, Torvalds señaló que no cambiaría nada desde el punto de vista técnico, pero “detesto absolutamente las redes sociales modernas. Twitter, Facebook, Instagram. Son una plaga. Parecen fomentar el mal comportamiento“.

Linus Torvalds es uno de los desarrolladores más influyentes. (Wikicommons)

“Creo que parte de esto es algo que el correo electrónico también comparte, y que ya he dicho antes: ‘En Internet, nadie puede oírte siendo sutil’. Cuando no estás hablando con alguien cara a cara, y te pierdes todas las señales sociales normales, es fácil perderse el humor y el sarcasmo, pero también es muy fácil pasar por alto la reacción del receptor, por lo que obtienes cosas como cataratas de insultos, etc., que podrían no suceder tan fácilmente con la interacción cara a cara”, observó.

“Pero el correo electrónico sigue funcionando. Todavía tenés que esforzarte para escribirlo, y generalmente hay algo de contenido real (técnico o de otro tipo). Sin embargo, todo el modelo de ‘gustar’ y ‘compartir’ no es más que basura. No hay esfuerzo ni control de calidad. De hecho, todo está orientado hacia lo contrario del control de calidad, con objetivos de mínimo común denominador, y cebo para hacer clic, y cosas diseñadas para generar una respuesta emocional, a menudo una de indignación moral”, se indignó.

Mirá también

Torvalds también cargó contra el anonimato en redes. “Añade el anonimato, y es asqueroso. Cuando ni siquiera pones tu nombre real en tu basura (o en la basura que compartes o que te gusta), realmente no ayuda”, indicó.

“En realidad soy de esas personas que piensan que el anonimato está sobrevalorado. Algunas personas confunden privacidad y anonimato y piensan que van de la mano, y que proteger la privacidad significa que se necesita proteger el anonimato. Creo que eso está mal. El anonimato es importante si sos un denunciante, pero si no podés probar tu identidad, tus locuras en alguna plataforma de medios sociales no deberían ser visibles, y no deberías ser capaz de compartirlas ni de que te gusten”, completó.

Mirá también

Mirá también

Mirá también