Familiares de “Motoneta” López explotaron contra Colón

El martes se fue Luis “Motoneta” López. A los 82 años, el hombre que fue protagonista en la mayor hazaña de Colón (la victoria frente al Santos de Pelé), falleció en el hospital José María Cullen. “Motoneta” será recordado siempre por aquel gol que le marcó al mítico Santos, partido que terminó 2 a 1…

Familiares de “Motoneta” López explotaron contra Colón

El martes se fue Luis “Motoneta” López. A los 82 años, el hombre que fue protagonista en la mayor hazaña de Colón (la victoria frente al Santos de Pelé), falleció en el hospital José María Cullen.

“Motoneta” será recordado siempre por aquel gol que le marcó al mítico Santos, partido que terminó 2 a 1 para el Sabalero. El otro tanto rojinegro lo marcó Demetrio “Ploto” Gómez, quien murió en septiembre de 2013. Fue la creación del “Cementerio de los elefantes”.

Sin embargo, tras su muerte, quedaron algunos rencores familiares con el club de sus amores.

Ver más: Colón despide a otro ídolo: se fue Motoneta López

“Colón manifiesta una profunda tristeza por el fallecimiento de Luis ‘Motoneta’ López, integrante del equipo que venció en 1964 al Santos de Pelé”, escribieron desde el Instagram del rojinegro. Y completaron: “Acompañamos a los familiares y allegados en este doloroso momento”.

Sin embargo, quien contestó primero a esa publicación fue la nieta de López, que no tuvo la mejor impresión de la institución que dirige José Vignatti. Victoria Dottis, respondió: “Hacen esta publicación pero bien que fueron los primeros en echarlo y generarle problemas legales cuando empezó a complicarse con su enfermedad”.

Y luego, la mujer completó: “Si tanto valoraron a mi abuelo y a los demás jugadores de su camada por qué le dieron la espalda de esa forma? Lacras hipócritas dan asco”. En su cuenta también había dejado una publicación enojada con el club.

Ver más: Así recordaba Motoneta el gol al Santos de Pelé

Fue un ídolo indiscutible del Sabalero, pero sus familiares se quedaron con la sensación de que fue descuidado. Él no renegó nunca de su fanatismo: fueron muchos los que lo vieron llegar alguna vez con su bicicleta, llegando al “Cementerio de los elefantes” a ver al club de sus amores.