Una madre-abuela de 61 años dio a luz a una beba para que su hijo gay sea padre

Una mujer de Nebraska se convirtió en abuela en el momento en que dio a luz a su tercer hijo. La peculiar historia de Cecile Eledge comenzó hace 40 semanas, cuando se ofreció como vientre subrogado para que su hijo homosexual y su actual pareja pudieran ser padres. Newsletters Clarín Qué pasó hoy | Te contamos las noticias…

Una madre-abuela de 61 años dio a luz a una beba para que su hijo gay sea padre

Una mujer de Nebraska se convirtió en abuela en el momento en que dio a luz a su tercer hijo. La peculiar historia de Cecile Eledge comenzó hace 40 semanas, cuando se ofreció como vientre subrogado para que su hijo homosexual y su actual pareja pudieran ser padres.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

A pesar del debate que rodea a las madres de vientre de alquiler en Estados Unidos y la polémica de convertirse en madre a edades muy longevas, Cecile decidió seguir adelante con el proceso tras comentarlo con su médica, Carolyn Maud Dougherty.

Pero el enredo familiar para traer al mundo a Uma todavía se complicaba más, debido a la edad de Cecile y a tener la menopausia desde hace más de 10 años. Había riesgos. Pero el equipo del Hospital Metodista para Mujeres de Omaha, ciudad en la que reside la familia, le hizo una serie de análisis y aprobaron seguir adelante con el proyecto.

Mirá también

Así, la mujer se sometió a una fecundación in vitro con el esperma de su hijo y los óvulos que voluntariamente ofreció Lea Yribe, la hermana de Elliot, de 25 años y quien recientemente había dado a luz a su segundo hijo.

Toda la familia. Cecile Eledge, de 61 años, acompañada en el hospital. /Ariel Panowicz

Cecile consiguió quedarse embarazada en su primer intento y meses después la familia Eledge daba la bienvenida a un nuevo miembro de la familia, Uma Louise Dougherty-Eldge. La niña nació el lunes de la semana pasada.

Mirá también

“No se cómo describirla, es extraordinaria”, dijo emocionado Matthew sobre su madre en declaraciones al New York Post. “Le tengo un profundo respeto y estoy tan agradecido que incluso como persona mayor ella continúa yendo más allá por mí”, añade.

La asombrosa historia fue retratada por el fotógrafo Ariel Panowicz, quien plasmó este gesto bondadoso y polémico en partes iguales de una madre y, ahora abuela.

Fuente: La Vanguardia

AS