Justin Gaethje, el noqueador implacable al que la violencia le queda cómoda

Aquel peleador que suba al octágono contra Justin Gaethje sabe que tendrá que aguantar una espiral de violencia en cada round, en el que el estadounidense se sentirá más que cómodo. Y así lo padeció el último sábado el brasileño Edson Barboza, quien cayó por nocaut en el primer round de la noche de UFC…

Justin Gaethje, el noqueador implacable al que la violencia le queda cómoda

Aquel peleador que suba al octágono contra Justin Gaethje sabe que tendrá que aguantar una espiral de violencia en cada round, en el que el estadounidense se sentirá más que cómodo. Y así lo padeció el último sábado el brasileño Edson Barboza, quien cayó por nocaut en el primer round de la noche de UFC Filadelfia.

Gaethje es un noqueador nato. Con un récord profesional de 20 peleas ganadas y 2 derrotas, 17 de sus victorias fueron por la vía del KO o TKO, una por sumisión y solamente dos llegaron a las tarjetas de los jueces. Le dicen “Highlight” por sus destacadas actuaciones que le valen bonos y se traducen en dinero. En UFC, en cinco peleas ganó seis bonos (cuatro a la pelea de la noche y dos a la actuación de la noche).

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Con un pasado en la lucha libre universitaria se podría pensar que es un grappler nato, pero su estilo es de un striker frontal, de aquellos peleadores que salen a dar show y se sienten cómodos trenzándose en un ida y vuelta de golpes en el que no le importa recibir.

Gaethje fue campeón de peso ligero de la empresa WSOF (World Series of Fighting) y es serio candidato a dar la nota en una de las divisiones más competitivas de UFC. Su festejo es ya característico, con una pirueta clásica (mortal para atrás desde arriba de la jaula), movimiento que en 2016 le costó una suspensión de parte de la Comisión Estatal de Boxeo de Colorado.

Mirá también

Al término del combate declaró que “las MMA son el deporte más duro de la Tierra“. En una entrevista para la cadena ESPN de los EE.UU. en la noche triunfal, el peleador apuntó contra el campeón de la categoría: el invicto ruso Khabib Nurmagomedov. “Nunca enfrentó a mi habilidad para luchar y evitar derribos. Se enfrentó a peleadores con poder, pero no con la habilidad de detener los derribos y luchar como yo”, analizó.

Cuando firmó con la compañía más importante del deporte, había agradecido a su familia, la cual también le exige profesionalismo. “Mis padres gastaron dinero, amor y energía que tanto les costaba ganar para garantizar que tuviera la oportunidad de hacer este trabajo tan duro y me condenarán si no lo doy al 100%“, escribió en su Instagram hace unos años.

El otro nocaut espectacular de la noche del sábado lo realizó Josh Emmett sobre el final del tercer asalto de su pelea frente a Michael Johnson. Con una mano derecha voleada sacudió la cara de su contrincante, quien cayó desplomado y Emmett ni siquiera atinó a finalizarlo antes de que el árbitro intervenga.

MFV