El plan del inoxidable Roger Federer para salir a la caza de Rafael Nadal y Novak Djokovic

Su gran actuación en el Masters 1000 de Miami, donde venció en la final a John Isner para sumar su 101° título, le permitió a Roger Federer volver al cuarto escalón del ranking. El suizo quedó a solo 450 puntos de Alexander Zverev, tercero, y con muchas chances de volver al top 3 tras la…

El plan del inoxidable Roger Federer para salir a la caza de Rafael Nadal y Novak Djokovic

Su gran actuación en el Masters 1000 de Miami, donde venció en la final a John Isner para sumar su 101° título, le permitió a Roger Federer volver al cuarto escalón del ranking. El suizo quedó a solo 450 puntos de Alexander Zverev, tercero, y con muchas chances de volver al top 3 tras la gira europea de polvo de ladrillo, en la que él solo sumará -no juega en canchas lentas desde 2016- y el alemán tiene mucho por defender.

Pero mirando un poco más allá, el campeón de 20 Grand Slams quedó también posicionado para pelearle el segundo lugar a Rafael Nadal y en un futuro cercano -con buenos resultados y algo de buena fortuna- el número uno a Novak Djokovic. Al menos, si de números se habla.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Federer está cuarto con 5.590 puntos, 3.135 menos que Nadal y 5.480 menos que Djokovic. Esas grandes diferentes pierden un poco de dimensión si se analiza el escenario en el que cada uno encarará los próximos meses del calendario. 

El suizo -que jugó por última vez un partido en polvo de ladrillo en Roma en 2016- no defiende puntos en los próximos dos meses. Así, cualquiera sean los resultados que consiga en el Masters 1.000 de Madrid y en Roland Garros, los dos certámenes que jugará, alimentará su cosecha personal. Por eso, tiene muchas chances de desplazar del tercer lugar a Zverev, que defiende 2.570. Pero también de acercarse a Nadal. Y hasta superarlo. 

Nadal, que se bajó de Miami por molestias en su rodilla derecha, defenderá 4.680 puntos entre Montecarlo y Roland Garros. Foto: AP

El español debe revalidar sus títulos en Montecarlo, Barcelona, Roma y París y llegar a cuartos en Madrid para no perder ninguna de las 4.680 unidades que ganó en esos torneos el año pasado.

Y habrá que ver si llega al cien por ciento físicamente a estos torneos, ya que en las últimas semanas sufrió con nuevas molestias en su rodilla derecha, que no lo dejaron jugar la semifinal de Indian Wells ante Federer y lo obligaron a bajarse de Miami. 

Con buenos rendimientos en la capital española y en el Grand Slam francés, Roger podría pelearle el número dos, si Rafa no ratifica su gran dominio histórico en su superficie preferida.

Mirá también

La cima del ranking está afuera del alcance de Federer al menos por ahora. Porque en 2018, Djokovic cosechó apenas 855 puntos en la gira de polvo de ladrillo, producto de los octavos de final en Montecarlo, sus derrotas en las segundas rondas de Barcelona y Madrid, las semifinales de Roma y los cuartos de Roland Garros. Entonces, aún con actuaciones desastrosas, quedaría de todas maneras por delante del suizo. 

El panorama cambia un poco si se mira un poco más para adelante. Porque después de Roland Garros y antes de que la acción del circuito vuelva al cemento estadounidense; se vendrá la gira de césped, en la que el serbio defenderá 2.300 unidades de la final del Abierto de Londres y el título de Wimbledon. Y Nadal, solo las 720 por haber sido semifinalista en el All England.

Djokovic, quien viene de caer en la tercera ronda de Indian Wells y en octavos de Miami, recién tendrá muchos puntos en juego en la gira de césped. ¿Cederá el Nº 1? Foto: Reuters

Federer, en tanto, pondrá en juego 910 que acumuló la temporada pasada al consagrarse campeón en Stuttgart, llegar a la final de Halle y a los cuartos del Abierto Británico. Y un par de caídas prematuras de Nole podrían abrirle la puerta para recuperar el número uno.

Mirá también

Claro que antes de empezar a sacar cuentas pensando en el tercer “grande” de 2019, habrá que esperar a ver cómo le va al suizo en su regreso al polvo de ladrillo, esa superficie que no pisa desde 2016.

“Será cómo empezar de cero. Siento que voy a ir dando pasos de bebé. No sé si recuerdo cómo deslizarme sobre la arcilla”, comentó, medio en broma, tras su festejo en Miami. Y agregó: “Por como vengo jugando, no debería haber problemas. Pero hay que esperar y ver cómo reacciona el cuerpo. Creo que este nuevo título me quitó un poco de presión, pero será un gran desafío”.

MFV