El grito de Lenny Kravitz que interrumpió el clima festivo de su show en el Lollapalooza 2019

Tras los contratiempos en su show de Chile, donde las fallas de sonido le impidieron tocar más de diez temas, Lenny Kravitz buscó refugio en sus fanáticos argentinos, que le dieron la oportunidad de demostrar su talento en un show impactante de una hora y media en el escenario Main 2 del Lollapalooza.  Mirá también…

El grito de Lenny Kravitz que interrumpió el clima festivo de su show en el Lollapalooza 2019

Tras los contratiempos en su show de Chile, donde las fallas de sonido le impidieron tocar más de diez temas, Lenny Kravitz buscó refugio en sus fanáticos argentinos, que le dieron la oportunidad de demostrar su talento en un show impactante de una hora y media en el escenario Main 2 del Lollapalooza. 

Mirá también

Newsletters Clarín

En primera fila del rock | Te acercamos historias de artistas y canciones que tenés que conocer.

Todos los jueves.

Recibir newsletter

Con el público extasiado por su música, el neoyorquino se puso demasiado cómodo, y cometió un error que cortó toda la buena energía que había debajo del escenario.

“Michael Jackson”, gritó el cantante antes de empezar un versión extendida de It Ain’t Over ‘Til It’s Over, y el público se quedó petrificado. Sin pogo y sin gritos, fue el minuto más incómodo del show de Kravitz, donde las 40 mil personas quedaron en silencio.

En cualquier otro momento, la gente hubiera acompañado el homenaje con una ovación. Pero tras el estreno del documental Leaving Neverland, la mera mención del rey del pop lleva a pensar automáticamente en los testimonios de Wade Robson y James Safechuck, los protagonistas de la historia de terror y abuso que cuentan en el filme que vivieron junto al cantante de Thriller

Mirá también

Kravitz reconoció su error enseguida, y no le costó mucho volver a enganchar a su gente con temas como Can’t Get You Off My Mind y Believe.

Además, se redimió cuando frenó la música para mencionar que Argentina era uno de sus lugares favoritos del mundo.

El abrazo más grande. Después del mal momento, Lenny Kravitz volvió a conectar con el público y fue despedido con una gran ovación. (Foto: Fernando de la Orden)

El ambiente “buena onda” llegó a su punto máximo cuando el cantante bajó del escenario y a abrazó a unos cuentos fans afortunados que estaban contra la valla.

Entusiasmado, se dio el lujo de disfrutar un rato más de la energía que caracteriza a los argentinos, extendiendo su set 15 minutos de lo pactado y superponiéndolo con el de Kendrick Lamar.

Mirá también

Antes de despedirse, el cantante disparó sonriente: “I’ll see you next time” (“Los veo la próxima”) , y cerró con un espectacular solo de guitarra que duró más de cinco minutos.

Mirá también