Solxiz, jugadora profesional de videojuegos: “Sufrí maltratos por parte de varones durante toda mi vida”

Los eSports, también llamados deportes electrónicos, aparecen como un terreno hostil para el género femenino. Uno más. Relatores, comentaristas, entrenadores, asistentes técnicos y hasta los torneos que componen esta máquina de hacer dinero con los videojuegos -se espera que generen 1.600 millones de dólares para 2021-, están coptados por hombres, pese a ser un negocio relativamente reciente. En este…

Solxiz, jugadora profesional de videojuegos: “Sufrí maltratos por parte de varones durante toda mi vida”

Los eSports, también llamados deportes electrónicos, aparecen como un terreno hostil para el género femenino. Uno más. Relatores, comentaristas, entrenadores, asistentes técnicos y hasta los torneos que componen esta máquina de hacer dinero con los videojuegos -se espera que generen 1.600 millones de dólares para 2021-, están coptados por hombres, pese a ser un negocio relativamente reciente. En este escenario, las jugadoras son víctimas de ciberacoso, machismo y la discriminación de género que les dificulta mucho más su paso al profesionalismo. Sol “Solxiz” Checa, dialogó con Clarín sobre su experiencia con el gaming: una pasión que conoció a los 7 y que ahora con 22 años se transformó en un medio de vida.

“Vivir de los videojuegos significa poder tener una oportunidad de ganar dinero haciendo lo que te gusta principalmente. Ni hablar de que no es un trabajo tradicional como cualquier otro, y la verdad es loco que se pueda ganar dinero haciendo algo así, que es nuevo para todo el mundo en general. A los futbolistas les pagan por el deporte que ejercen, esto no es nada distinto a eso; la única diferencia es que usas la cabeza y tus manos, como en el ajedrez. Está muy bueno que cientos de jugadores hoy puedan vivir de esto”, comentó la jugadora profesional.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo más leído del día | Enterate de que se habló hoy para no quedarte afuera del mundo

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

A pesar de un contexto desfavorable en muchos sentidos, las mujeres deciden seguir adelante con la práctica competitiva de los videojuegos y los equipos, como el caso de Isurus Gaming, fomentan cada vez más su inclusión en los eSports. La franquicia argentina conformó desde hace un año la primera escuadra femenina del juego de disparos en primera persona Counter Strike: Global Offensive (CS:GO), ampliamente dominado por los hombres a nivel mundial.

“Juego al Counter desde muy chica y sufrí maltratos por parte de varones durante toda mi vida. Hoy por hoy ya no es tan así. Hay un movimiento mundial feminista que lucha todos los días por hacer del mundo un lugar mejor para las mujeres en cada aspecto de la vida, lo mismo en el mundo de los videojuegos. Si bien todavía hay varones que tiran los típicos comentarios, “anda a la cocina”, por dar un ejemplo, creo que ya no es tan frecuente y los mismos que alguna vez nos hicieron sentir mal por ser mujeres, hoy en día cambiaron su manera de pensar y actuar y nos dan su apoyo. Siempre habrá algún tarado, pero lo mejor es ignorar siempre y demostrar que podemos ser mejores que muchos de ellos”, señaló.

Ya instalada en la escena argentina del gaming, Solxiz vive con total naturalidad su presente y lo que representa en otras chicas como referente de la comunidad. Creció jugando a los videojuegos y la mitad de su vida se dedicó a superarse frente a la PC, en competencias contra hombres y con objetivos claros, hoy esa es su principal ocupación. “Gané mucha experiencia como jugadora, aprendí muchas cosas y cada día siento que mejoro en varios aspectos. También conocí un mundo más dentro del que siempre estuve, no es lo mismo estar dentro del mundo de los videojuegos y aparte de eso estar dentro de los eSports. Acá conocí mucha gente que hoy en día se convirtieron en amigos míos”, aseguró.

Con excelentes resultados en 2018, Isurus Gaming tuvo un desarrollo más que positivo que atesora en su medallero el título de Campeonas de la Liga Femenina de diciembre de 2018, convirtiéndose en la primera escuadra argentina en lograrlo; además fueron finalistas de la Qualy para la World Electronic Sports Games (WESG) y semifinalistas de la Qualy para el Intel Extreme Master (IEM) en Katowice, ambos en Sudamérica. “A veces me deprimo por los resultados, mi rendimiento, o por muchas cosas, y tengo ganas de ‘colgar el teclado y el mouse’ y seguir estudiando y trabajar; pero siempre hay algo dentro mío que me inspira y me incita a seguir”, agregó la jugadora de Isurus.

En su rutina diaria, las chicas de Isurus Gaming entrenan cada una por su parte y cuando se acerca un campeonato conviven, como sucedió el año pasado, que hicieron en un centro de rendimiento (Bootcamp) de 15 días, tras esa práctica lograron se campeonas y consagrarse.

Mirá también

“La relación con mis compañeras es buena, fuera y dentro del juego. A veces hay diferencias entre nosotras, pero lo importante es que siempre lo terminamos resolviendo. Somos un equipo y estamos todas tirando para el mismo lado constantemente. Somos humanas, nos confundimos y cometemos errores, pero lo que importa es siempre reconocerlo y cambiarlo para lograr tener una buena convivencia. Por suerte somos muy unidas. Nuestro objetivo es terminar el año siendo el mejor equipo femenino de la región, y ganar todos los torneos que tenemos a lo largo del 2019”, resaltó Solxiz.

Entre sus objetivos para lo que resta del año se encuentra, principalmente, seguir adelante con su formación en el videojuego que eligió como medio de vida. “Lo necesario para jugar profesionalmente es principalmente compromiso, seriedad y muchísima dedicación. El CS:GO es un juego que demanda una gran parte del día. Muchas veces vas a estar más de 12 horas por día, y está bien, se necesita. Tenés que dejar muchas cosas de lado algunas veces: el estudio, el trabajo, quizás ver a tus amigos, pasar un domingo en familia, no poder ver a tu pareja, no asistir a algún cumpleaños. Todo eso y la perseverancia es esencial para ser un profesional. Tenés que esforzarte mucho por mejorar cada día como jugador individualmente y aprender a llevar todo eso en equipo tener un buena performance y lograr estabilidad. Sinceramente no es fácil, se empieza por ser apasionado”, reveló.