En la apertura del Congreso Internacional de la Lengua Española que se realiza en Córdoba, el Rey de España Felipe VI recordó al evento de Rosario del 2004 que, a su criterio, produjo un antes y un después en este reconocido evento.

“Por segunda vez la República Argentina acoge el Congreso Internacional de la Lengua Española, cuando aún no se han borrado algunos recuerdos del celebrado en 2004 en Rosario”, destacó Felipe VI al comenzar su discurso. Y completó: “En Rosario se produjo un cambio inesperado, los ciudadanos que habían preparado con ilusión la celebración, adornando calles y casas, se adueñaron del Congreso popularizándolo. Ya no eran solo los y las congresistas quienes sentían y exteriorizaban el gozo de encontrarse con hispanohablantes de diversos países del mundo, toda la ciudad se convirtió en capital de nuestra lengua común y festejaba la palabra como el tesoro más precioso, que sin distinción de clases ni de ideologías nos pertenece a todos por igual”.

Por último, el rey de España concluyó afirmando que “Rosario con el Congreso del 2004 sentó un precedente que los congresos que le siguieron se han forzado por continuar”.