Cómo es el nuevo centro de monitoreo para grandes emergencias

“¿A cuánto está la población civil del fuego?”, pregunta el coordinador. Hay cuatro filas de escritorios dentro del centro de monitoreo. En cada una, entre cuatro y cinco operadores. Todos miran para el mismo lado. Al frente tienen ocho pantallas que manejan en forma remota, desde sus computadoras personales. Un hombre situado en la primera fila…

Cómo es el nuevo centro de monitoreo para grandes emergencias

“¿A cuánto está la población civil del fuego?”, pregunta el coordinador. Hay cuatro filas de escritorios dentro del centro de monitoreo. En cada una, entre cuatro y cinco operadores. Todos miran para el mismo lado. Al frente tienen ocho pantallas que manejan en forma remota, desde sus computadoras personales. Un hombre situado en la primera fila manipula con su mouse la imagen geoespacial de una porción de Chubut y responde que son siete kilómetros. El coordinador dice que “está bien, a esa distancia no hay riesgo”. “¿Gasoductos en la zona?”, vuelve a indagar. “¿Cuántas aeronaves para apagar las llamas, cuántas ambulancias para asistir heridos, qué fuerzas trabajan en el lugar?”, sigue. El intercambio con su equipo continúa. Otro operador avisa que le piden mandar un alerta a los vecinos del área afectada. Lo lee en voz alta, el líder del proyecto da el ok, hacen click y el SMS ya está circulando.

Se presentó el nuevo centro de monitoreo para grandes emergencias. (Juan Manuel Foglia)

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

La secuencia es una demostración para la prensa tomando como ejemplo los incendios que golpearon Epuyén entre fines de enero y febrero. Así esperan que pueda funcionar en el futuro cercano el nuevo centro de monitoreo nacional, que lanzó la Secretaría de Protección Civil del Ministerio de Seguridad para actuar frente a grandes emergencias.

No aplica sólo para fenómenos o accidentes “naturales”. También busca dar una respuesta más rápida ante otro tipo de escenarios de gravedad, desde una tragedia ferroviaria hasta un atentado terrorista. En la práctica, pretenden recopilar información sobre los recursos disponibles en todo el país (detalle de hospitales, profesionales en servicio, ambulancias, camiones de bomberos) para organizarse y tomar mejores decisiones en el menor tiempo posible ante emergencias importantes. También pretenden optimizar las comunicaciones.

Mirá también

“Estamos pidiendo datos a las provincias, los ministerios, organismos de la sociedad civil, como bomberos voluntarios y ONGs, y el sector privado para llegar antes”, explica a Clarín Emilio Renda, a cargo de la Secretaría de Protección Civil y del Sistema Nacional de Alerta y Monitoreo de Emergencias. “Las cadenas lógicas se mantienen y respetan, la intención con este proyecto es facilitar la coordinación y que no sea necesario averiguar en el momento con qué recursos contamos en el lugar. Queremos ser más efectivos y no depender de un determinado referente. Es decir que el sistema funcione independientemente de la persona que esté a cargo en cada sector”, precisa Renda.

Para eso, además, asegura que tienen protocolos de actuación y que están capacitando a personal de provincias y municipios.

Se presentó el nuevo centro de monitoreo para grandes emergencias. (Juan Manuel Foglia)

Dice que el trabajo apunta a la reducción del riesgo. “Después de cada evento que nos toca cubrir generamos una mesa de recuperación para, además de asistir a los perjudicados, evitar futuros hechos o disminuir su impacto. Lo que vemos que salió mal lo tomamos para no repetirlo. Esas conclusiones también se tienen en cuenta en este proyecto”, agrega.

Se espera que el centro, que fue inaugurado el viernes pasado, funcione al 100% en agosto. Además de generar una integración y agilizar la comunicación con los diferentes interlocutores que asisten en el lugar, pretenden mejorar el contacto con la población afectada por el accidente o la catástrofe.

Eso se hará compartiendo información y alertas por redes sociales y enviando SMS para, por ejemplo, avisar sobre la necesidad de evacuar una zona. “Siempre el objetivo es prevenir pero, en caso de que se produzca algún desastre, buscamos estar preparados”, cierra Renda.  

DD

Mirá también