En un mes, la nueva platea sur de Colón estaría armada

Finalmente, empezó la última etapa de la construcción de la platea sur que cerrará el Brigadier López. Con la llegada, este lunes, de los dos primeros premoldeados, arranca el armado de la tribuna, “la etapa más visible”, como la llaman en la dirigencia. En Colón, creen que en un mes podría estar armada: de allí…

En un mes, la nueva platea sur de Colón estaría armada

Finalmente, empezó la última etapa de la construcción de la platea sur que cerrará el Brigadier López. Con la llegada, este lunes, de los dos primeros premoldeados, arranca el armado de la tribuna, “la etapa más visible”, como la llaman en la dirigencia.

En Colón, creen que en un mes podría estar armada: de allí en más sólo faltará la pintura y la colocación de asientos, para que la obra del Cementerio de los Elefantes quede completamente terminada.

La primera etapa constó del desarmado de la estructura donde estaba la pantalla de led. La segunda, la construcción de los cimientos. Y la tercera había comenzado en el verano del 2018 con la construcción de las columnas y culminará con la colocación de los premoldeados.

En algún momento, alrededor de José Vignatti soñaron con que se pudiese terminar para el partido de vuelta de la primera fase de la Copa Sudamericana 2018. Pero muy lejos quedó ese sueño: ni siquiera llegaron a hacerlo para la misma etapa del certamen de este año. Cuando llegue Deportivo Municipal de Perú, el 16 de abril, tampoco estará terminada.

La nueva platea contará con 1.900 butacas que lograrán una capacidad total de 38.000 espectadores en el Brigadier López. En el club prometieron que pondrán plateas similares a las utilizadas en Europa, que tienen una estructura “muy cómoda” para sentarse, pero no tienen respaldo ni apoyabrazos.