Gerónimo Poblete jugó 99 partidos con la camiseta de Colón y en muchos de ellos fue el capitán. Se había transformado en una de las figuras del equipo en momentos de extrema dureza, cuando los pibes salieron a dar la cara por el club en la B Nacional. Pero su ida al fútbol francés, en malos términos y libre, dejó enojado a muchos hinchas sabaleros.

Tanta bronca generó que, a pesar de que ya pasaron dos años de su ida al Metz y el posterior regreso al fútbol argentino en San Lorenzo, los rojinegros no se olvidan. Por eso, cuando salió a calentar, los plateístas le recordaron su enojo con insultos.

Y luego cuando ingresaba, en los primeros minutos del segundo tiempo, recibió una silbatina de gran parte del Brigadier López.

El tiempo no curó las heridas con Poblete que pasó de capitán de Colón a ser insultado por los hinchas.