“¿De dónde saca el presidente Macri que hoy es imposible comprar al pozo?”

“Éste es un nuevo boleto de compraventa digital. Hasta ahora, comprar desde el pozo era imposible, no se podía hacer con un crédito. Sólo podían comprar los inversores. Pero ahora, cada vez más familias van a poder hacerlo. Esto es fundamental, porque pasan a ser los inversores de su propia casa. Y además, es una…

“¿De dónde saca el presidente Macri que hoy es imposible comprar al pozo?”

“Éste es un nuevo boleto de compraventa digital. Hasta ahora, comprar desde el pozo era imposible, no se podía hacer con un crédito. Sólo podían comprar los inversores. Pero ahora, cada vez más familias van a poder hacerlo. Esto es fundamental, porque pasan a ser los inversores de su propia casa. Y además, es una oportunidad para las pymes que se dedican a la construcción”, afirmó el presidente Mauricio Macri el lunes al lanzar el Boleto Electrónico Inmobiliario, con el objetivo de impulsar las ventas de departamentos al pozo.

Ante el anuncio, el titular de la desarrolladora rosarina MSR, Gabriel Redolfi, se sumó a los reparos que enunció el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción Delegación Rosario, Germán Di Vincenzo, y sostuvo que “ya es posible comprar departamentos con entrega del 25%, no tenemos que esperar a este crédito para eso. En nuestra empresa, al igual que en muchas desarrolladoras, es normal esta modalidad de compra”.

En ese sentido, el empresario local cuestionó: “¿De dónde saca el presidente que hoy no es posible comprar al pozo? Es una falacia ¿Y los miles y miles de metros cuadrados que han comprado los ahorristas en esta década y media? Todo el boom inmobiliario que tuvo Argentina en este tiempo se hizo con dineros genuinos. ¿Cuántos miles de metros cuadrados hizo el Estado y cuántos los privados? ¿Dónde vivirían los miles de estudiantes que vienen a Rosario todos los años si nosotros no hubiéramos invertido? El gobierno jamás ha colaborado para paliar el déficit habitacional”, enfatizó en diálogo con ON24.

De acuerdo con Redolfi, la clase media a la que seguramente apunta el anuncio presidencial “va a tener que pagar un seguro de caución, una evaluación del Banco, intereses sobre las cuotas, otros seguros y más con esta herramienta”, a lo que indicó: “Una cuota nuestra a 120 meses va a terminar valiendo lo mismo, por lo que no le veo ningún beneficio”.

Al igual que Di Vincenzo, el titular de MSR apuntó que la herramienta podría ser exitosa en otro modelo de país: “Esto puede servirle a Argentina dentro de cinco años, con una tasa de inflación de un dígito anual y con Bancos eficientes que sepan analizar proyectos y no empresas”, consideró, porque “¿Qué vas a hacer con una tasa del UVA más 7%? ¿Cómo la vas a pagar a la larga?”, preguntó y concluyó: “En tanto no se controle el gasto público que implica una alta inflación y una alta carga impositiva, podemos armar todos los instrumentos jurídicos que quieran, pero no van a funcionar. Hay que arreglar el enorme Estado que tenemos, reformar el régimen laboral y cobrar impuestos por producción para no tener que andar haciendo malabares para pagar impuestos distorsivos como pasa hoy”, profundizó.

“Necesitamos una política activa, no estos anuncios grandilocuentes que terminan siendo medidas electoralistas. Hoy no hay modelo más eficiente que el de los desarrolladores privados. El modelo privado hoy no tiene competencia por parte del Estado. Los empresarios de la construcción no pedimos subsidios ni favores, sólo queremos reglas claras y que el Estado cumpla con su función”, recalcó Redolfi.

Por último, el empresario local afirmó que tampoco visualiza un abaratamiento de costos para los desarrolladores a partir de la incursión del Boleto Electrónico, “porque el costo adicional por la financiación se va a trasladar a los precios”. Y cerró: “El plazo de pago que te brinde el Banco es la única ventaja que yo le veo a esto, en el caso de que el Banco te apruebe el crédito. Yo quiero ver cuántos son los que califican”.

REDACCIÓN ON24