El ciclo de Pablo Lavallén en Colón comenzó el domingo. Luego del partido contra Racing los futbolistas no tuvieron descanso y entrenaron bajo las órdenes del nuevo entrenador.

Hoy martes el técnico atendió a la prensa y analizó los compromisos que se le vienen a Colón. En sólo 15 días su equipo deberá afrontar el partido contra Aldosivi por la fecha 23 de Superliga, tendrá que viajar a Perú por Copa Sudamericana y luego volver para cumplir con el partido pendiente contra San Lorenzo.

Ante este escenario, Lavallén manifestó que no buscará modificar demasiado al equipo, sino que quiere implementar los conceptos grupales por el momento. “Es una seguidilla ajustada. Recién empezamos a trabajar un poco con el equipo, porque lo de los últimos días fue más que nada regenerativo. Por eso estamos intentando plantear algunos conceptos que tienen que ver con la idea grupal. No vamos a cambiar muchas cosas y la realidad es que tenemos compromisos muy cercanos y pocos días para entrenar“.

Para colmo, el entrenador expresó que ya cuenta con varias bajas y jugadores sentidos. “Friztler es el más afectado con una fisura en el meñique del pie y seguramente no lo podremos contar hasta el partido con San Juan o Gimnasia. Esparza tiene un pequeño desgarro y los médicos me dijeron que podría estar contra San Lorenzo. Lo mismo que Vigo. Heredia perdió 10 días y se está poniendo a punto. En cuanto a Bernardi solo tiene un golpe, se hizo los estudios y se descartó una lesión meniscal, pero salió todo bien. Lo vamos a tratar de cuidar”.

En cuanto al recorrido que deberá hacer Colón por sus múltiples partidos confirmó que el Sabalero no volverá a Santa Fe hasta después de enfrentar a Deportivo Municipal por la Sudamericana. “No vamos a volver a Santa Fe, viajaremos a Mar del Plata y el plantel se quedará en Buenos Aires para ir a Perú. Tenemos que llevar un grupo que pueda tener cierta rotación en la Copa Sudamericana, salvo que haya algún problema de lesión y después de Aldosivi tengamos que llamar alguno para que se sume”.