Terraplanistas polémicos: los 5 argumentos de quienes afirman que la Tierra es plana

No creen que los humanos hayan llegado a la luna y aseguran que la Tierra es plana. En lenguaje para entendidos, que su forma es la de un esferoide oblato, un elipsoide rotacionalmente simétrico en el que los ejes polares son más chicos que el diámetro de su círculo ecuatorial. En lenguaje popular, que la Tierra…

Terraplanistas polémicos: los 5 argumentos de quienes afirman que la Tierra es plana

No creen que los humanos hayan llegado a la luna y aseguran que la Tierra es plana. En lenguaje para entendidos, que su forma es la de un esferoide oblato, un elipsoide rotacionalmente simétrico en el que los ejes polares son más chicos que el diámetro de su círculo ecuatorial. En lenguaje popular, que la Tierra tiene la forma de una lenteja.

Así piensa el Movimiento Terraplanista, un grupo “deudor” de la International Flat Earth Society, organización creada a mediados de los años cincuenta, que a su vez se habría basado en las ideas del inventor inglés Samuel Birley Rowbotham (1816-1884, un “excéntrico” según Wikipedia), quien se habría basado en ciertos pasajes de la Biblia para desplegar su teoría del terraplanismo. Creía que tanto el sol como la luna, el resto de los planetas y las estrellas estaban a unas millas de la superficie en que vivimos.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

De los activistas más fervorosos de esta cuestionada teoría (desopilante, para algunos, desquiciada y delirante para otros) se escucharon afirmaciones insólitas como “de hecho, Australia no existe” o “tampoco Finlandia”.

En el sitio oficial de la Flat Earth Society aclaran con detalle y seriedad que la Tierra es un disco redondo de dimensiones indefinidas, que el Polo Norte geográfico está ubicado en el centro de ese disco, y la Antártida, alrededor de los bordes, “como en el logo de la Organización de las Naciones Unidas”.

Mirá también

Lo cierto es que responden con soltura a las preguntas obvias que uno se siente tentado a hacerles. Sus respuestas son refutables desde los manuales escolares, sí, pero su principal premisa emana tal grado de relativismo escepticismo que, al menos como crítica empirista conserva un innegable costado seductor: dicen que nadie en la historia de la humanidad pudo hasta ahora dar pruebas consistentes de que la Tierra sea redonda. Entonces cabe la duda.

Como este sábado se van a juntar en la ciudad bonaerense de Colón para reivindicar sus ideas y celebrar la primera convención internacional sobre el tema, ofrecemos un repaso de los principios y argumentos centrales de los terraplanistas:

1. Horizonte y curvatura.

Los terraplanistas aseguran que no hay una curvatura visible en el horizonte y que ni siquiera se aprecia desde las alturas. “Tenemos testimonios de pilotos de avión que dicen que no se puede ver ninguna curvatura (…) Se ha sugerido que las ventanillas de estas naves distorsionan la vista de los pasajeros y les hacen creer que ven una curvatura”, asegura la Flat Earth Society. Explican que el horizonte siempre se eleva para alcanzar el nivel de los ojos, lo que sería imposible si la Tierra fuera esférica.

Logo de la Sociedad de Terraplanistas (Wikimedia) Logo de la Sociedad de Terraplanistas

2. Teoría de la gravedad

Para quienes sostienen que la tierra es plana, las afirmaciones de Isaac Newton sobre la interacción gravitatoria entre los cuerpos con masa es absolutamente falsa (y no ahondemos en su opinión sobre la curvatura del espacio-tiempo, con la que Albert Einstein explicó el funcionamiento de el universo entero…).

En relación con la gravedad, los terraplanistas observaron las superficies de agua en el planeta y destacaron su llamativa nivelación. Así, aseguran que si la Tierra fuera un globo esa nivelación de los mares sería imposible.

Mirá también

3. Conspiración mundial

Hay imágenes, lo admiten, pero no se vio nunca a la Tierra girando desde el espacio, dicen ellos, por lo que no existe evidencia real de que la Tierra sea redonda. Deducen que no se puede confiar en la evidencia científica de organismos como la NASA, que podrían mentir fácilmente, y que los astronautas, siguiendo el mismo razonamiento, podrían haber sido sobornados, o incluso, engañados por terceros. Para los terraplanistas tampoco son reales los satélites.

4. Los ciclos terrestres

Pero, ¿y el día y la noche? ¿Y las estaciones? Según los terrplanistas, el radio de la órbita del sol respecto del eje de la Tierra (que ellos postulan) varía a lo largo del año: es más chico cuando es verano en el anillo norte, y más grande cuando es verano en el anillo sur. Además, el sol sube y baja, es decir, se mueve dibujando un “ocho” a lo largo del año. En cuanto a los ciclos diarios, aseguran que el sol simplemente ilumina una porción de la tierra por vez.

5. Semejanza geométrica

En contra del terraplanismo, muchos argumentaron que no tiene sentido afirmar la existencia de un único planeta plano, acaso invocando una ilusión de cierta armonía universal. Pero en la International Flat Earth Society responden a su modo, con un argumento que también habla de ellos mismos, los terraplanistas: “Esto traiciona una falacia lógica. Karl Popper lo relató así: puedes pasar toda tu vida viendo solo gansos grises. Esto te llevaría a asumir que solo había gansos grises. Por supuesto que al día siguiente puedes levantarte y ver un ganso blanco. La Tierra, en esta analogía, es el ganso blanco”.