Las inundaciones generan una nueva amenaza para los corales

Cambios drásticos en la salinidad del océano por graves inundaciones de agua dulce, como las recientes en Queensland (Australia) producen estragos en la química de los corales marinos.Se trata de una respuesta similar al estrés que los corales tienen ante el calentamiento extremo, lo que resulta en “blanqueo de agua dulce” y, de no cesar…

Las inundaciones generan una nueva amenaza para los corales

Cambios drásticos en la salinidad del océano por graves inundaciones de agua dulce, como las recientes en Queensland (Australia) producen estragos en la química de los corales marinos.

Se trata de una respuesta similar al estrés que los corales tienen ante el calentamiento extremo, lo que resulta en “blanqueo de agua dulce” y, de no cesar la agresión, en la muerte del coral.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

En un estudio conjunto, investigadores del Centro de Excelencia ARC para Estudios de Arrecifes de Coral en la Universidad James Cook (Coral CoE) y de la Universidad de Tecnología de Sidney (UTS), en Australia, encontraron que los cambios extremos y repentinos en la salinidad (concentración de sal) en el océano provocan una respuesta bioquímica en los corales similar a las olas de calor marinas, pero en algunos aspectos, más perjudicial para la capacidad de funcionamiento de sus células.

“Los corales son organismos sensibles, que se sabe que solo toleran leves cambios en su ambiente. Prosperan en aguas claras e iluminadas por el sol: la mayoría de los corales que forman arrecifes se encuentran en aguas tropicales y subtropicales con una salinidad de entre 32 y 42 partes por mil”, explicó el autor principal de la investigación, David Miller, de Coral CoE.

Mirá también

“Hay informes que indican que durante la reciente inundación, los arrecifes cercanos a la costa fueron expuestos a aproximadamente la mitad de la salinidad normal del océano. Nuestra investigación muestra que este tipo de cambio ambiental causa una respuesta de ‘shock’ en los corales que impide la función celular normal”, subrayó Miller.

Respuesta química

Los científicos utilizaron el genoma secuenciado, un plano biológico, del coral común que forma arrecifes, Acropora millepora, para detectar cambios en la biología del coral. “Al utilizar los sofisticados laboratorios del Simulador Nacional del Mar, sometemos a corales jóvenes y adultos a una prueba de estrés por salinidad para ver cómo responden a las diferentes concentraciones de sal”, afirmó el coautor del trabajo, Jean-Baptiste Raina, de UTS.

“Encontramos que hubo una respuesta común entre las dos etapas de la vida del coral: los corales más jóvenes son más sensibles a las condiciones de baja salinidad, pero están algo mejor con la exposición a lo largo del tiempo. En general, encontramos que las células del coral lanzan una respuesta química ante la reducción de la salinidad igual a la que producen ante el estrés por calor“, explicó el profesor Miller.

Mirá también

“Sin embargo, a diferencia de la respuesta al estrés por calor, los corales expuestos a la reducción de la salinidad experimentan un colapso completo de su balance interno de proteínas celulares, lo que sugiere que sus células están en graves problemas“, agregó el investigador.

Aunque la Gran Barrera de Coral de la zona central pudo haberse salvado de la decoloración térmica masiva debido a temperaturas del océano más altas de lo normal este verano, hay muchos arrecifes costeros que se enfrentan a cambios dramáticos en las condiciones del agua por las enormes masas de agua de inundación. Con la frecuencia y la severidad de las lluvias torrenciales y los eventos de agua de lluvia que discurre por la superficie de los terrenos (escorrentía) que se prevé que aumentarán en 2050, se necesitan más que nunca intervenciones de gestión para aumentar la resistencia de los arrecifes.

Fuente: Europa Press.

LGP​