La actividad económica se derrumbó un 7% en diciembre

La economía volvió a tener un fuerte descenso en el último mes del año, por noveno mes consecutivo y terminó el 2018 con un retroceso del -2,6%. La economía volvió a caer en diciembre un 7% en relación con el mismo mes del año pasado, de acuerdo con los datos del Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) que difundió esta tarde el INDEC.…

La actividad económica se derrumbó un 7% en diciembre

La economía volvió a tener un fuerte descenso en el último mes del año, por noveno mes consecutivo y terminó el 2018 con un retroceso del -2,6%.


La economía volvió a caer en diciembre un 7% en relación con el mismo mes del año pasado, de acuerdo con los datos del Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) que difundió esta tarde el INDEC.

La turbulencia cambiaria y la sequía en el campo impactaron fuerte en la economía. En mayo la actividad económica había caído un 5%, en junio otro 6,6%, en julio bajó 2,7%, agosto un 1,9%, en septiembre 6,1%, 4,2 en octubre y un 7,5% en noviembre de acuerdo a datos del INDEC. Las principales razones de esa merma fueron el desplome de la cosecha en los primeros meses del año, el cimbronazo de la corrida cambiaria y el freno de la industria.


Hasta marzo, la economía había acumulado trece meses consecutivos de expansión.

A su vez, la medición contra noviembre pasado en forma “desestacionalizada”, el mismo indicador mostró variaciones positivas del 0,7% en la comparación intermensual.

#DatoINDEC


La actividad económica creció 0,7% en diciembre de 2018 respecto de noviembre y se retrajo 7% interanual https://t.co/aNBqX3xtic pic.twitter.com/epzD8dhwsq

— INDEC Argentina (@INDECArgentina) February 27, 2019


De esta forma, la actividad económica acumuló una disminución del -2,6% durante el año 2018, respecto al año 2017.

Por sectores

Según el relevamiento del INDEC, en diciembre se dio una evolución dispar en los sectores monitoreados:

Entre los de mayores caídas se encuentran:

  • Comercio mayorista, minorista y reparaciones: (-15,7%)
  • Industria Manufacturera: (-14,2%)
  • Construcción: (-12,7%).

Los que explican en mayor medida el crecimiento fueron:

  • Agricultura, ganadería, caza y silvicultura: (+4,7%).
  • Enseñanza: (+1%).
  • Servicios sociales y de salud(+0,4%)

Según los analistas, la turbulencia cambiaria y la sequía afectaron al nivel de actividad que se desaceleró en el primer semestre del año, para entrar en un panorama de recesión en los últimos meses del 2018.

Los componentes que estaban previstos impulsen el crecimiento, como la obra pública y el consumo, tuvieron un comportamiento diverso. En el primer caso, el Gobierno aumentó el gasto y se empezó a notar el ritmo en la actividad. Mientras que el consumo masivo aún no recuperó los niveles de finales del 2015.