Murió el hombre que fue baleado en la masacre de barrio Scarafía

Miguel Ravelli, de 35 años, falleció este miércoles en el hospital José María Cullen, donde estaba internado desde el pasado domingo 24 de noviembre luego de recibir tres disparos en el tórax y en la espalda. Este miércoles al mediodía, alrededor de las 13.30, murió en el hospital José María Cullen Miguel Ravelli, de 35…

Murió el hombre que fue baleado en la masacre de barrio Scarafía

Miguel Ravelli, de 35 años, falleció este miércoles en el hospital José María Cullen, donde estaba internado desde el pasado domingo 24 de noviembre luego de recibir tres disparos en el tórax y en la espalda.

Este miércoles al mediodía, alrededor de las 13.30, murió en el hospital José María Cullen Miguel Ravelli, de 35 años. El hombre había sido herido por la denominada masacre de Barrio Scarafía.

Se convierte así en la cuarta víctima de Mauro Ojeda, el imputado por ser el autor de los asesinatos. El día del hecho fallecieron tres personas, y Ravelli se encontraba internado en grave estado desde el 24 de noviembre luego de recibir cuatro disparos en la zona intercostal y el tórax.

Ojeda, que se encuentra detenido, se encontraba con un grupo de amigos en su casa, ubicada en calle Arzeno al 7300, cuando comenzó a disparar contra ellos.

En ese momento fallecieron de manera inmediata Antonio Matías Fernández, de 16 años y María Soledad Ingui, de 39 años, y horas más tarde Omar Amarilla, de 37 años, quien había sido trasladado al hospital Iturraspe.

El joven de 20 años, autor de la masacre, había sido imputado por tres homicidios calificados en concurso real con la autoría de dos tentativas de homicidio calificado. 

Una de las mujeres heridas, quien se encontraba en mejor estado de salud, fue la que declaró sobre los sucesos de ese fatídico día.

Según la fiscal del caso, Ana Laura Gioria, la testigo declaró que se encontraban compartiendo la jornada del domingo en un patio trasero de la casa del propio imputado cuando con un arma en la mano les gritó ‘los voy a matar a todos’ y comenzó a disparar.

La funcionaria judicial luego de la audiencia de medidas cautelares agregó que por el relato de la mujer que siguió con vida “la intención evidente del imputado era darles muerte, porque cuando ella finge haberse desvanecido, él se le acerca y le dice ‘¿A ver si vos estás viva…?’; y entonces empieza a golpearla porque ya se había quedado sin proyectiles”.