Marcos Garrido murió tras ser arrollado en una carrera

Tenía 14 años y competía en una división regional. El piloto español Marcos Garrido Beltrán, de 14 años, murió este domingo en el Circuito de Jerez-Ángel Nieto durante una carrera de la categoría Supersport 300 del campeonato andaluz de velocidad, según confirmó la Federación Andaluza de Motociclismo (FAM). “Marcos Garrido Beltrán sufrió una caída de la que fue…

Marcos Garrido murió tras ser arrollado en una carrera

Tenía 14 años y competía en una división regional.

El piloto español Marcos Garrido Beltrán, de 14 años, murió este domingo en el Circuito de Jerez-Ángel Nieto durante una carrera de la categoría Supersport 300 del campeonato andaluz de velocidad, según confirmó la Federación Andaluza de Motociclismo (FAM).

Marcos Garrido Beltrán sufrió una caída de la que fue rápidamente atendido por los servicios médicos del Circuito, que decidieron el traslado urgente al Hospital General de Jerez, donde falleció casi una hora después de su ingreso”, indicó la FAM mediante una nota de prensa.

“Desde la FAM y toda la organización del CIV, nuestras más sinceras condolencias a todos sus familiares y amigos”, concluyó el texto de la Federación respecto a un jovencísimo piloto que tenía como ídolo a Valentino Rossi y que formaba parte del equipo CD Cardoso Racing.

Se trata de la tercera muerte en el trazado de Jerez desde su inauguración en 1985. El también español Javier Moreno murió en un accidente ocurrido en 1990 y tres años más tarde se produjo el deceso del japonés Nobouki Wakai.

Garrido Beltrán era una de las grandes promesas del deporte motor español. Con apenas 14 años competía en esta categoría antes de dar el saltó al Campeonato de España de Velocidad, una de las vidrieras más poderosas para ser parte del Mundial de MotoGP, la Fórmula 1 del motociclismo.

Su padre, fanático de las motos, lo subió a una cuando apenas tenía dos años en la ciudad de Rota, ubicada en la provincia de Cádiz, en el Sur de España. Más tarde, según cuenta el diario ACB de España, a bordo de una minimoto comenzó a correr sus primeras carreras con sus amigos.

Fue su primo, dueño de un taller de motos, quien lo comenzó a llevar a las competencias. “Él lleva la moto en la sangre. Es con algo con lo que se nace. Lo veo muy decidido, es una persona muy humilde y que puede llegar a donde quiera”, relataba el primo, que también oficiaba como vocero del pequeño cuando con seis años ganaba sus primeras competencias.

Luto en el motociclismo