La idea trunca de la Superliga Sudamericana que lideró Angelici

En marzo de 2016, 15 clubes sudamericanos informaron mediante una carta, la constitución del organismo. En julio, en Montevideo, fue ungido el primer presidente. La Liga nació en el post-FIFAGate y al calor de una demanda de más dinero y pagos más cortos de parte de la Conmebol a los clubes. Cuando Domínguez tomó las…

la-idea-trunca-de-la-superliga-sudamericana-que-lidero-angelici

En marzo de 2016, 15 clubes sudamericanos informaron mediante una carta, la constitución del organismo. En julio, en Montevideo, fue ungido el primer presidente. La Liga nació en el post-FIFAGate y al calor de una demanda de más dinero y pagos más cortos de parte de la Conmebol a los clubes. Cuando Domínguez tomó las riendas del fútbol sudamericano, aumentó los premios y acomodó los plazos, la idea perdió fuerza y se desvaneció. Quedó, eso sí, una pelea abierta entre el titular de Conmebol y el, en ese entonces, mandamás “xeneize”.

Antes de esta Superliga Europea, existió un organismo similar en Sudamérica. Hay que remontarse a 2016, cuando en el Hotel Radisson, de Montevideo, se establecieron las primeras autoridades de la Liga Sudamericana de Clubes, presidida por Daniel Angelici, en ese entonces, presidente de Boca. El organismo en sí, había sido creado en San Pablo, pocos meses antes.

Aquel acto, además, ungió a Romildo Bazán Jr. (Gremio de Brasil) como vicepresidente primero; Álvaro Martínez (Deportivo Cali de Colombia) como vicepresidente segundo; y Freddy Tellez Claros (The Strongest de Bolivia) como vicepresidente tercero. Además, Mario Conca (Universidad de Chile) quedó como tesorero y Marco Trovato (Olimpia de Paraguay) en función de protesorero. Eso fue tras aquella primera reunión en julio de 2016.

La idea de aquella Superliga Sudamericana era discutir con Conmebol aspectos de ingresos económico y el contrato de TV. Más allá de la creación del nuevo organismo, claro. La disputa de fondo era económica, similar a la que alimenta e impulsa esta Superliga Europea de Clubes.

En aquella liga, había ocho equipos argentinos: Boca, Estudiantes, Newell’s, Independiente, Racing, Rosario Central, San Lorenzo y River. Sin embargo, el Millonario, que fue representado por el vicepresidente del club en ese entonces, Matías Patanian, fue el único voto en contra sobre la presidencia de Angelici. En Europa, eso sí, Laporta no puso objeciones a la presidencia de Florentino Pérez.

En aquel entonces, antes del encuentro en Montevideo, el 31 de marzo, en San Pablo, 15 clubes firmaron la carta constitutiva de la Liga. Se trató de Boca, River, San Lorenzo y Racing; los chilenos Universidad de Chile, Universidad Católica y Colo-Colo; el ecuatoriano Liga de Quito; los paraguayos Olimpia y Cerro Porteño; los peruanos Melgar y Sporting de Cristal; así como los uruguayos Nacional, Peñarol y River Plate.

Además de los 15 firmantes del acta constitutiva de la Liga Sudamericana de Clubes de Fútbol, el anuncio deja abierta la puerta a la participación de más entidades, de hecho, en Montevideo hubo más participantes del encuentro desarrollado en julio de 2016 en la capital de Uruguay.

La liga surgió poco antes de la llegada de Alejandro Domínguez a la presidencia de Conmebol y poco después de la salida del paraguayo Juan Ángel Napout, detenido el en Zúrich por el escándalo del FIFA Gate. Además de aprovechar el vacío institucional de Conmebol, la razón central fue reclamar más dinero por los derechos televisivos de la Copa Libertadores.

Además, los clubes hacían hincapié en la eliminación del 10 % que cada equipo debe abonar a la Conmebol por “venta de localidades en los partidos de las diferentes copas internacionales”. En aquel entonces, D’Onofrio marcaba: “Es algo que tenemos que terminar. La Conmebol tiene que ser eficiente, tiene que tener una gestión con gente capaz e idónea, que gaste lo que debe gastar y lo demás tiene que ir para los clubes, que somos los que mantenemos el espectáculo”.

¿Cómo terminó todo? Poco después, y con la pelea Angelici-Domínguez instalada, la Liga Sudamericana se terminó por desvanecer, en paralelo con el aumento significativo de premios que realizó la Conmebol y que sostiene a día de hoy, marcando en cada edición un alza en los premios a otorgar. Hoy, quién levante la Conmebol Libertadores 2021 se llevará u$s 15millones.

Estos fueron los clubes que participaron de aquella jornada en Montevideo.

Argentina (8): Boca, Estudiantes de La Plata, Newell’s Old Boys, Independiente, Racing, River, Rosario Central y San Lorenzo.

Bolivia (2): Bolívar y The Strongest.

Brasil (9): Corinthians, Cruzeiro, Flamengo, Fluminense, Gremio, Internacional de Porto Alegre, Palmeiras, Santos y San Pablo.

Chile (3): Colo Colo, Universidad Católica y Universidad de Chile.

Colombia (4): América de Cali, Atlético Nacional, Deportivo Cali y Millonarios.

Ecuador (2): Barcelona y Emelec.

Paraguay (4): Cerro Porteño, Guaraní, Libertad y Olimpia.

Perú (2): Universitario de Deportes y Sporting Cristal.

Uruguay (2): Nacional y Peñarol.

Venezuela (1): Caracas.