Juzgan a un hombre por el homicidio de Kevin Ramallo

Un hombre de 25 años cuyas iniciales son CAB comenzó a ser juzgado hoycomo autor del homicidio de Kevin Damián Ramallo cometido en 2016 en la ciudad de Santa Fe. Es en el marco de un juicio oral y público que se desarrolla en los tribunales de la capital provincial. El tribunal pluripersonal que tiene a…

Juzgan a un hombre por el homicidio de Kevin Ramallo

Un hombre de 25 años cuyas iniciales son CAB comenzó a ser juzgado hoycomo autor del homicidio de Kevin Damián Ramallo cometido en 2016 en la ciudad de Santa Fe. Es en el marco de un juicio oral y público que se desarrolla en los tribunales de la capital provincial.

El tribunal pluripersonal que tiene a su cargo el debate está integrado por los jueces Rodolfo Mingarini (presidente), Rosana Carrara y Jorge Pegassano. Por su parte, el fiscal que investigó el caso es Andrés Marchi, quien durante el debate oral y público está junto a la fiscal Cristina Ferraro.

Los funcionarios del MPA precisaron que CAB fue acusado como autor del delito de homicidio calificado (por el empleo de arma de fuego). Además, se lo acusó por la autoría de tentativa de homicidio calificado (por el empleo de arma de fuego) y portación de arma de fuego de uso civil condicional sin la debida autorización legal.

Marchi y Ferraro solicitaron una pena de 22 años de prisión para el acusado.

Disparos

En relación al homicidio de Ramallo, los fiscales informaron que “en la tarde del jueves 28 de abril de 2016, la víctima estaba caminando por la intersección de las calles Uruguay y Santiago de Chile, cuando el acusado comenzó a efectuar disparos con un arma de fuego de puño desde la ochava noroeste”.

“Al menos cinco disparos impactaron en Ramallo, lo que provocó su inmediato traslado al hospital José María Cullen, al que ya ingresó sin vida”, detallaron Marchi y Ferraro. “Luego de atacar a la víctima, el hombre investigado escapó del lugar”, agregaron.

Otros dos delitos

“La tentativa de homicidio atribuida a CAB fue cometida en horas del mediodía del miércoles 23 de marzo de 2016, en proximidades de un terreno baldío ubicado en calle Entre Ríos al 3.800”, manifestaron los funcionarios del MPA. En tal sentido, indicaron que “el acusado se acercó a tres hombres que estaban en la vía pública y les apuntó con un arma de fuego corta”.

Ferraro y Marchi relataron que “uno de los tres hombre comenzó a correr y el acusado le disparó y lo hirió en su pierna derecha. Segundos después, CAB escapó del lugar en una moto”.

En relación al tercer hecho, los fiscales informaron que “fue cometido el viernes 10 de junio de 2016. En el marco de las tareas de investigación que se venían realizando por los delitos anteriores que cometió CAB, fue detenido en una estación de servicio ubicada en la intersección de la avenida 7 de Marzo y calle Macías de Santo Tomé. Tenía en su poder un revólver sin la debida autorización”. Además, señalaron que “el arma no tenía marca ni numeración visible, estaba en condiciones inmediatas de uso, era apta para el disparo y tenía su tambor de carga completo con seis cartuchos calibre 38”.

Fundamentos

En relación a la tentativa de homicidio, los fiscales argumentaron que “surge claramente que el acusado emprendió una conducta tendiente a dar muerte a la víctima, a quien le disparó con un arma de fuego. No pudo conseguir su objetivo a raíz de que el hombre agredido se fue corriendo”.

“Más clara y evidente es la conducta del acusado en el hecho ilícito de abril, en el que logró su objetivo de quitarle la vida a Ramallo a raíz de los numerosos disparos que realizó, algunos de los cuales fueron a corta distancia y con clara finalidad de asegurar el resultado de muerte que perseguía”, sostuvieron los fiscales.

Por último, en relación a la portación del arma de fuego, concluyeron que “se deduce claramente de su presencia en la vía pública con tal instrumento letal apto para producir disparos y en condiciones inmediatas de uso, sin autorización ni para su tenencia ni para la portación”.