Gamboa: “Haberme ido de Newell’s fue el peor error que cometí en mi vida”

El Negro habló en Zapping Sport sobre su salida de la institución en 2008. Y recordó cuando a fines de 2018 estuvo a un paso de regresar: “Fueron a buscar antes a cuatro entrenadores. Y yo ya había contratado seis jugadores en mi club de Paraguay”. También aseguró que volverá a ser el DT leproso…

Gamboa: “Haberme ido de Newell’s fue el peor error que cometí en mi vida”

El Negro habló en Zapping Sport sobre su salida de la institución en 2008. Y recordó cuando a fines de 2018 estuvo a un paso de regresar: “Fueron a buscar antes a cuatro entrenadores. Y yo ya había contratado seis jugadores en mi club de Paraguay”. También aseguró que volverá a ser el DT leproso

Fernando Gamboa es un genuino producto de la cantera de Newell’s. Y como tal, tiene un sentido de pertenencia a la entidad como pocos. Bicampeón como jugador (1990/1991 y 1992), entrenador en 2008, siente por la Lepra la misma pasión de siempre. Y mantiene vigente su deseo de volver a dirigir al equipo otra vez.

El Negro habló en Zapping Sport de su pasado con el buzo rojinegro y recordó dos momentos puntuales: la decisión que tomó de irse al perder las elecciones Eduardo López por un viejo cortocircuito con Eduardo Bermúdez (su ex representante y hombre fuerte del fútbol de Newell’s en la etapa por venir) y la chance que tuvo en 2018 de llegar a la entidad.

Haberme ido en 2008 es el error más grande que cometí en mi vida y no me lo voy a perdonar ni cuando esté muerto. Debí quedarme. Debí haberme tomado un respiro. Pero todo era de un segundo para el otro. Debería haber hablado con el presidente, porque la persona con la que iba a tener que convivir en el vestuario había vivido algo que era feo. Pero en ese momento no encontré escapatoria”, tiró.

El Negro dirigió a la Lepra en 2008.



Gamboa aclaró que “ya he hablado con Eduardo (Bermúdez) y no hay ningún problema. Pero yo mismo tomé la determinación de irme. Estaba herido por algo que había pasado. Lo hablamos con el tiempo y quedó atrás”.

El ex jugador de la selección se lamentó porque cree que el equipo que había armado estaba para más: “A mis hijos les digo que no me transformé en un verdadero DT de primera porque me fui de Newell’s, porque dos o tres torneos más íbamos a estar peleando seguro, en copas o campeonatos. A nivel futbolístico, en mi carrera de DT, fue la peor decisión que tomé”.


 

El regreso frustrado

A fines de 2018 estuvo a un paso de volver, pero la demora de la dirigencia en decidirse por sus servicios echó por tierra los planes. “Yo estaba trabajando en Paraguay, tenía contrato por un año. Tenía que romper mi contrato, pero estaba decidido a hacerlo. Es más, en el club me habían dado un margen. Pero fueron a  buscar a cuatro entrenadores antes que yo y después ya se hizo imposible”, contó.

“El 20 de enero jugábamos Pre Libertadores y yo volvía a entrenar el 26 de diciembre. Cuando me dijeron de la chance de Newell’s les dije que sí, que quería firmar al menos por un año. Pero fue pasando el tiempo, hablaron con otros cuatro entrenadores y el 23 de diciembre yo ya había contratado a seis jugadores en Paraguay. Ya era imposible salir“, agregó.

Gamboa en rueda de prensa en Bella Vista. Su último paso.



“Hay una persona que aún está en el club (N.de la R: Sebastián Peratta) que fue a Ecuador a buscar a Mariano Soso, que finalmente no quiso venir. Y tengo la mejor con el Flaco, porque en su momento yo mismo le dije al presidente que se quede. Pero buscaron a uno, a otro, y a mí me dolió, me quedaron las marquitas. Y dije: ‘La puta madre’, (sic) está mi nombre, hacían las encuestas y ganaba yo. Y sin embargo, fueron a buscar a Pepito o a tal”, expresó.

“Al cuarto que van a buscar, encima se toman un avión a Ecuador. Eso fue horrible, porque si realmente era una decisión tomada del club, yo habría dejado todo. Esto ya lo dije miles de veces. Pero dejo todo depende de qué manera, porque si vas a buscar cinco entrenadores antes, mucho en mí no confías”.


 

Algún día volverás

Sé que voy a volver a Newell’s. Y no lo digo desde la arrogancia: soy muy creyente y todo lo que le pasa a mi vida con el regalo de Dios. Y Dios sabe lo que mi corazón quiere. Y Dios no me va a privar de volver a mi casa. Va a haber un momento en que se va a dar. Seguramente cuando me llamen”, señaló.

Y cerró: “Con Frank Kudelka está todo bien, pero si hoy me llaman de Newell’s rompo la cuarentena y no me importa si me para la policía. Les digo: ‘¿No ven que me voy a Newell’s?’.