Falleció esperando el traslado a un centro de mayor complejidad

En las últimas horas se conoció la noticia de que una mujer de la localidad de Coronda falleció por complicaciones en su cuadro de Covid esperando un traslado a la ciudad de Santa Fe que no pudo efectuarse por falta de camas. José Luis Bianchi Secretario de Gobierno y Seguridad de Coronda, explicó en diálogo…

fallecio-esperando-el-traslado-a-un-centro-de-mayor-complejidad

En las últimas horas se conoció la noticia de que una mujer de la localidad de Coronda falleció por complicaciones en su cuadro de Covid esperando un traslado a la ciudad de Santa Fe que no pudo efectuarse por falta de camas.

José Luis Bianchi Secretario de Gobierno y Seguridad de Coronda, explicó en diálogo con Marcelo Garrido por Mañana Oh! que la mujer de 36 años, que presentaba comorbilidades, necesitaba ser trasladada a un centro de mayor complejidad para poder implementar otras terapias vitales pero el traslado no pudo concretarse “Si bien somos una ciudad, cabecera de departamento, en el fondo tenemos el espíritu de pueblo y nos conocemos todo”.

“En Coronda tenemos el Samco viejo donde no hay internación, el Samco nuevo dentro del que se disponen 20 camas para pacientes leves y moderados y el sanatorio privado con 15 camas más la parte de terapia que solo puede realizar la estabilización del paciente para ponerlo en condiciones para el traslado inmediato a la ciudad de Santa Fe, que se realiza con una sola ambulancia disponible” detalló el funcionario.

Bianchi explicó que una de las cosas que más llamó la atención en este caso fue la rapidez con la que se complicó el caso “ella había estado trabajando hasta es sábado y presentaba un malestar menor pero en pocos días su cuadro se complicó. Al hisopado se lo hacen después de determinar el cuadro respiratorio grave y lo trágico es que pasó de una situación normal a una situación terminal en cuestión de horas. Pasó a una neumonía grave rápidamente”.

La localidad no es ajena a la situación problemática en esta segunda ola y si bien en la zona no hay fiestas clandestinas, el flagelo pasa por las reuniones familiares, los cumpleaños y las peñas donde la gente no está comprendiendo la gravedad del asunto “Pedimos que por el bien de todos estos quince días se queden en su casa y eviten juntarse. Al día de hoy la ocupación de camas está completa y el traslado nos pone en una situación de desventaja”.