Es falsa la historia del changarín de los 500 mil dólares

Así lo sostiene el fiscal de Nogoyá, Federico Uriburu. El hombre había dicho que encontró un maletín con medio millón de dólares y que lo devolvió a su dueño sin aceptar recompensa. La historia del changarín que devolvió medio millón de dólares que se encontró en plena calle, que había rechazado la recompensa del dueño…

Es falsa la historia del changarín de los 500 mil dólares

Así lo sostiene el fiscal de Nogoyá, Federico Uriburu. El hombre había dicho que encontró un maletín con medio millón de dólares y que lo devolvió a su dueño sin aceptar recompensa.

La historia del changarín que devolvió medio millón de dólares que se encontró en plena calle, que había rechazado la recompensa del dueño y que en su lugar sólo había pedido un trabajo en blanco nos hizo creer que este país tiene salvación. Pero hay un detalle más: todo era falso. 

José Leandro Sánchez, de 40 años, fue nuestro héroe nacional por un día en un país que necesita creer en este tipo de actitudes nobles. Su historia se hizo conocida en la localidad entrerriana de Nogoyá y de allí al mundo viral de las redes sociales. 

La historia se difundió en una radio local, donde se daba cuenta de que el hombre se había encontrado un maletín con 500 mil dólares. El hombre aseguraba que no quería la recompensa del dueño -un tal Gustavo Schulz, que había bajado de su camioneta hablando por celular y había dejado sin más el maletín- de semejante fortuna y que sólo quería contar con un trabajo en blanco, en cuanta entrevista daba. 

Sin embargo, el fiscal de Nogoyá tiró abajo todo el relato. “Estoy en condiciones de decir que todo es mentira”, sostuvo Federico Uriburu. 

Se había dado participación a la Justicia porque en su relato Sánchez había manifestado que también había encontrado un arma de fuego junto a la importante suma. 



Consultado por Clarín, el fiscal Uriburu aseguró que “no hay empresario, ni camioneta, ni maletín, ni dólares ni revólver. Nadie vio nada”.

Uriburu explicó que “la policía caminera en ningún momento visualizó una camioneta Chevrolet S–10, de color rojo, doble cabina, como la que describe Sánchez, y las cámaras de seguridad de la calle Paraná, donde encontró el maletín, no muestran absolutamente nada. No tiene correlato lo que dijo con lo que se pudo corroborar”.

Entrevistado por personal de Investigaciones de Nogoyá, Sánchez también dio “detalles confusos”, recalcó el funcionario judicial. 

Así, Sánchez pasó de ser el héroe moral que todo un país necesita a un fabulador. 

“Estuvo hace un tiempo en un programa de televisión, donde se presentó como mago, y cuando le tocó salir al aire, empezó su rutina, se tragó un papel y se atragantó. Hubo que suspender el programa, que estaba en vivo”, recordó el fiscal Uriburu.