Bottinelli: “Los dirigentes se podrían haber manejado de otra manera”

El defensor de Unión se refirió al tema de los salarios “debió existir más diálogo, quizás algunos podían resignar algo de dinero y cobrarlo más tarde así cobraban el 100% algunos chicos que lo necesitan” Jonathan Bottinelli es el máximo referente que tiene el plantel de Unión, no solo por experiencia, sino también por la trayectoria…

Bottinelli: “Los dirigentes se podrían haber manejado de otra manera”

El defensor de Unión se refirió al tema de los salarios “debió existir más diálogo, quizás algunos podían resignar algo de dinero y cobrarlo más tarde así cobraban el 100% algunos chicos que lo necesitan”

Jonathan Bottinelli es el máximo referente que tiene el plantel de Unión, no solo por experiencia, sino también por la trayectoria dentro del club. Es el único sobreviviente de aquel equipo que se recitaba de memoria y que logró clasificar a Unión dos veces seguidas a la Copa Sudamericana.

De allí, que el marcador central es voz autorizada para referirse al presente del club y en charla con Radio Late 93.1 se refirió al tema de los salarios, marcando una crítica a la dirigencia por la falta de diálogo. Pero además opinó sobre la salida de Leonardo Madelón y su continuidad en el fútbol.

“Estoy en Buenos Aires, vine para estar cerca de mis hijos, hacía mucho que no los veía, ya que habíamos arrancado la pretempora en enero y tuvimos muchos partidos entre semana por la Copa y entonces no los había podido ver, hasta que se paró el torneo”, comenzó diciendo el marcador central.

Respecto al día a día dijo: “En lo anímico estoy bien, con ganas de arrancar, de entrenar con mis compañeros y obviamente de jugar. Esas ganas se duplican en el día a día. El aspecto físico la llevo bien, el profe se mueve mucho, está encima nuestro, prepara las rutinas individuales, después hacemos videollamadas. Pero igualmente no se equipara al entrenamiento normal”.

De la renuncia de Madelón dijo: “Nos sorprendió, porque no hicimos un gran torneo, pero tampoco fuimos un desastre, estábamos en la media. Quizás no lo que nosotros cosechamos los años anteriores, pero no era del todo malo y por eso la sorpresa de la renuncia, porque además sabíamos que se paraba el torneo. La verdad que no lo esperábamos, porque es una persona muy querida en el club, tiene espalda y ni siquiera se lo criticaba. Pero son decisiones, hay que aceptarlas y mirar para adelante”.

Consultado por el tema de los salarios y las charlas que pudieron mantener con la dirigencia respondió: “Comunicación con los dirigentes de Unión no tuvimos, en estas horas tendría que terminar de acreditarse el dinero del 50% de los salarios del mes de marzo. Nos estarían debiendo la mitad de marzo, siempre se cobra mes vencido, se podría decir que estamos bastante bien”.

Y agregó: “El tema es que no tuvimos una buena comunicación con los dirigentes, para ver si alguno de los que cobraron la mitad no necesitában un poco más de dinero. Quizás sacarme yo y darle a alguno que esté pagando un departamento o un auto. En el plantel hay algunos chicos que lo necesitan y quizás lo podríamos haber manejado de otra manera. Pero después, nosotros estamos casi al día, no tenemos mucho porque quejarnos, y en función del contexto estamos bastante bien”.

Por último le preguntaron hasta cuando piensa seguir jugando “Por ahora sigo disfrutando entrenar, levantarme todos los días y tratar de mejorar. Sigo teniendo esa motivación de entrar a una cancha, ojalá pueda seguir jugando varios años más, me apasiona jugar al futbol y ojalá tenga cuerda para estar tres o cuatro años más y estar a la altura de las circunstancias. La realidad es que se estiró la vida útil del jugador, se mejoraron en muchos temas como la nutricion y el entrenamiento”.