Argentinos Juniors se lo dio vuelta y venció a Rosario Central en el cierre de la Superliga

Los canallas culminaron el torneo con una caída ante el Bicho, que se impuso 2-1 y mantuvo el invicto como local. Marco Ruben había marcado el primero, pero Carlos Quintana y Fausto Vera sellaron el éxito de los de La Paternal. Los de Arroyito quedaron séptimos con 36 puntos Rosario Central no pudo cerrar la buena Superliga que hizo…

Argentinos Juniors se lo dio vuelta y venció a Rosario Central en el cierre de la Superliga

Los canallas culminaron el torneo con una caída ante el Bicho, que se impuso 2-1 y mantuvo el invicto como local. Marco Ruben había marcado el primero, pero Carlos Quintana y Fausto Vera sellaron el éxito de los de La Paternal. Los de Arroyito quedaron séptimos con 36 puntos

Rosario Central no pudo cerrar la buena Superliga que hizo con una victoria. Este viernes cayó ante Argentinos Juniors por 2 a 1 en la última fecha de un certamen en el que fue protagonista en los puestos de arriba hasta el final y en el que pudo alejar los fantasmas del bajo promedio.

El único gol centralista lo marcó Marco Ruben a los 14 minutos de juego, mientras que Carlos Quintana empató a los 32′ de esa misma etapa inicial y Fausto Vera estampó el segundo a los 13′ del segundo acto.

Perdió bien el equipo de Diego Cocca. Empezó mejor que Argentinos, manejando pelota y territorio. Y se puso en ventaja con justicia, porque era el más peligroso de los dos. A los 14 minutos, un centro desde la derecha encontró la peinada de Martínez y Ruben la empujó por detrás de todos.

Ruben marcó un gol de goleador: la empujó por detrás de todos. (FotoBaires)



Pero Central lo dejó renacer al elenco de Dabove. Le cedió el dominio, la pelota empezó a correr bajo la suela de Batallini, Mac Allister y Colman. Y haciendo poco, Argentinos lo empardó: centro desde la izquierda y cabezazo de Quintana para la igualdad.

En el complemento, el conjunto de La Paternal siguió siendo más. Y a los 13 minutos, apegó el segundo grito: pelota detenida desde la derecha, rebote que deriva para Vera y éste remata de primera, aprovechándose de la nula visibilidad de Ledesma para el 2-1.

Central nunca halló la lucidez para merecer el empate. Los ingresos de Gamba, Vera y Ribas no cambiaron la tónica del juego. Y sólo sobre el final pudo empujar por inercia a su adversario y casi lo empata. La más clara, un desborde de Rius cuyo centro acabó en las manos de Chávez.

Claro que también pudo perderlo, de no ser por la atajada de Ledesma ante un cabezazo del colombiano López. El 2-1 fue justo para lo que mostró Argentinos durante los 90 minutos.

Más allá de esta floja imagen del final, Rosario Central selló una aceptable tarea en el torneo nacional: apagó el peligro de su bajo promedio, se alejó de los puestos de descenso y se acercó a los de clasificación a las copas internacionales, que intentará consolidar en la Copa de la Superliga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *