Ni en V ni en U, cómo es la recuperación que espera Broda

Miguel Ángel Broda afirma que la recuperación de la crisis del coronavirus no tendrá ninguna de las formas conocidas hasta acá. En nuevo webinario organizado por Fundación Libertad,  sostuvo que el impacto del “Coronashock” dejará cicatrices generalizadas, por lo cual, no se verá un gran rebote – y mucho menos sostenido- aunque haya una caída…

Ni en V ni en U, cómo es la recuperación que espera Broda

Miguel Ángel Broda afirma que la recuperación de la crisis del coronavirus no tendrá ninguna de las formas conocidas hasta acá. En nuevo webinario organizado por Fundación Libertad,  sostuvo que el impacto del “Coronashock” dejará cicatrices generalizadas, por lo cual, no se verá un gran rebote – y mucho menos sostenido- aunque haya una caída grande. 

De acuerdo con el economista, no hay que “comprar” el pronóstico de buena parte de los bancos de inversión respecto a una recuperación en forma de V, como la que sobrevino después de la recesión de 2008-09.

En esta oportunidad, desde el flanco de la demanda, las familias serán más conservadoras en sus gastos y eso moderará el consumo, al tiempo que el golpe en los balances de las empresas y la alta incertidumbre afectarán las decisiones de inversión. A lo que se suma la limitación de las provincias para mantener los planes de estímulo debido a restricciones crediticias, el nulo margen para aumentar impuestos y la imposibilidad de acudir a la emisión monetaria. Mientras que el golpe de oferta se explica por la afectación de la capital de trabajo, humano y productividad laboral. 

Siempre y cuando “el gobierno no adopte la hipótesis de que la emisión no genera inflación que provoque una escalada de precios y una caída en picada del nivel de actividad”; la Argentina podrá transitar -en el mejor de los casos- hacia un escenario con forma de “logo de Nike”, con un envión inicial pero con una ralentización posterior que no permitirá alcanzar los niveles previos al inicio de la pandemia hasta el año 2023. 

Según Broda, “Argentina ya venía pre pandemia atravesando un largo proceso recesivo y si bien la actividad agregada había dejado de caer en el segundo semestre de 2019, sobrevino el Coronashock que golpeó con fuerza y la economía sufrió una fuerte y abrupta caída, retrayéndose en tan solo cuatro meses un 24.4% acumulado (abril estimado vs diciembre 2019) al caer a una velocidad anualizada de 57%”. 

Con este panorama de derrumbe estrepitoso de la actividad económica, siempre que no estallen los contagios y haya que volver al confinamiento, “hay chance de un repunte en los tres próximos trimestres mayor al que hubo post recesión de 1998-2002 (por la mayor caída actual), pero la recuperación después de esos tres primeros trimestres en adelante será mucho más modesta. De hecho, solo se volvería al pico previo (cuarto trimestre de 2017) varios trimestres después de que en el caso de la recuperación post recesión 1998-2002”. 

En suma, “esta es una recesión más dramática (más repentina y profunda), donde volver al pico previo tomará más tiempo que en las otras oportunidades”, aseguró el economista. Y concluyó, “si esta crisis no nos aviva para buscar copiar a Perú, Colombia, Nueva Zelanda o Chile, tenemos diez años duros por delante”. 

REDACCIÓN ON24

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *