Chau al Hardfield de Oroño y Córdoba; empresarios de Rosario prevén cierres de más comercios

La marca Hardfield cerró su emblemático local de la esquina de Oroño y Córdoba, quedándose en la provincia de Santa Fe con los puntos de venta ubicados en City Center y en el Fisherton Plaza Chic Mall, según pudo confirmar ON24. Hardfield International Group posee, además, tiendas –propias y franquicias- en Buenos Aires, Corrientes, Jujuy,…

Chau al Hardfield de Oroño y Córdoba; empresarios de Rosario prevén cierres de más comercios

La marca Hardfield cerró su emblemático local de la esquina de Oroño y Córdoba, quedándose en la provincia de Santa Fe con los puntos de venta ubicados en City Center y en el Fisherton Plaza Chic Mall, según pudo confirmar ON24.

Hardfield International Group posee, además, tiendas –propias y franquicias- en Buenos Aires, Corrientes, Jujuy, Córdoba, La Rioja, Santiago del Estero y Tucumán. La compañía, dedicada al diseño de indumentaria y accesorios, comenzó su actividad en Rosario en el año 1991 con una identidad claramente inspirada en los deportes de elite como el rugby, polo y golf.

Si bien hasta el momento se desconocen las causas concretas del cierre del comercio macrocéntrico, lo cierto es que la marca bajó sus persianas de esta icónica filial en el marco de un aislamiento obligatorio que, para muchos, se extendió por demás, afectando la actividad económica de varios sectores y agravando una rentabilidad que ya venía en caída.

En ese sentido, en diálogo con ON24, el vicepresidente de la Federación de Comercio e Industria de Rosario, Edgardo Moschitta, indicó que prevén más cierres comerciales: “Se están dando algunos incipientemente pero pensamos que todavía no se ha producido todo el efecto negativo porque los que abren lo hacen con un nivel de ventas muy bajo y no reponen”.

Moschitta señaló que algunas empresas, incluso, han tomado la decisión de directamente no reabrir cuando se dispuso la flexibilización para el comercio en la ciudad, al tiempo que expresó que “otras van a seguir intentando”, pero recalcó que “los que reabrieron no superan el 30% de la actividad normal, por lo que no se alcanza ni siquiera el punto de equilibrio”. Incluso, enfatizó, “muchos están vendiendo pero no reponen para poder pagar gastos indispensables, como luz, gas, sueldos y alquiler. Entonces, cuando tengan que reponer no sé cómo van a hacer, ni a qué precios, con lo cual la situación se va ver en toda su dimensión en algún tiempo. Mientras, esto va a seguir en caía”.

Al cierre de Hardfield, se le suman 6 locales más de la Peatonal Córdoba y otro número similar en las galerías Rosario y Libertad, que también han bajado sus persianas, según contó el dirigente gremial, en base a un relevamiento informal que realizaron esta semana en una reunión.

Por último, el empresario local consideró que este escenario de crisis sanitaria y aislamiento “tiene sus propios efectos que impactan en las empresas”, pero apuntó que a otras pymes que ya tenían dificultades “les agrava” aún más su situación, por lo que “no sabés exactamente qué hubiera pasado con ellas si no hubiera estado la pandemia”, sostuvo Moschitta, quien añadió, que finalmente “llegaron” los programas del gobierno ATP (Asistencia de Emergencia al Trabajo y a la Producción), así como el 50% de salarios para trabajadores y la exención del 95% del aporte del SIPA. “Los créditos al 24% fue lo más dificultoso y, la verdad, no ayudan demasiado”, manifestó.

REDACCIÓN ON24

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *