El COI, en la mira por el caso de dos boxeadores turcos contagiados con coronavirus en un Preolímpico

“Salvaguardar la salud de los atletas, todos los involucrados en los Juegos Olímpicos y la comunidad internacional”. Ese fue el argumento que el Comité Olímpico Internacional expuso el martes en el comunicado mediante el cual informó la postergación de Tokio 2020​, en sintonía con el reclamo de distintas federaciones deportivas y comités olímpicos nacionales, aunque…

El COI, en la mira por el caso de dos boxeadores turcos contagiados con coronavirus en un Preolímpico

“Salvaguardar la salud de los atletas, todos los involucrados en los Juegos Olímpicos y la comunidad internacional”. Ese fue el argumento que el Comité Olímpico Internacional expuso el martes en el comunicado mediante el cual informó la postergación de Tokio 2020​, en sintonía con el reclamo de distintas federaciones deportivas y comités olímpicos nacionales, aunque con una demora mayor a lo que la situación mundial imponía. Ese no fue el único retraso del COI al momento de adoptar una medida de este tenor. Hubo otro, menos visible, pero que dos deportistas están pagando con su salud.

El Cooper Box Arena de Londres fue el escenario elegido como sede para el preolímpico europeo de boxeo​. La organización estaba a cargo de la Fuerza de Tareas del Boxeo (BTF, por sus siglas en inglés), un ente creado por el Comité Ejecutivo del COI en junio pasado, tras suspender a la Asociación Internacional de Boxeo (AIBA) y quitarle la facultad de gestionar la clasificación y el torneo olímpico por irregularidades económicas, administrativas y arbitrales en su funcionamiento.

El preolímpico europeo comenzó el 14 de marzo, cuando el Reino Unido ya registraba 1.140 casos y 21 muertos como consecuencia del coronavirus. Por esas horas, el primer ministro Boris Johnson aseguraba que el país estaba atravesando “la peor crisis de salud pública en una generación” y advertía que muchas familias perderían “a sus seres queridos antes de tiempo”. La Premier League​ ya había suspendido su actividad. Nada de ello amilanó a las autoridades de la BTF.

Apenas 72 horas les duró el coraje. Después del tercer día de competencia, el certamen se suspendió, al igual que el preolímpico mundial, que iba a realizarse entre el 13 y el 20 de mayo en París. ¿Sin consecuencias? No. Porque dos boxeadores turcos y el entrenador jefe de ese equipo contrajeron el COVID-19 durante su estadía en Londres, según denunció Eyup Gozgec, presidente de la Federación Turca de Boxeo y vicepresidente de la Confederación Europea de Boxeo.

Thomas Bach, cuando todo era risa y se pensaba que se haría Tokio 2020.
Foto: DPA

“Mientras todo el mundo estaba tomando medidas extremas para lidiar con el virus, el Grupo de Tareas del COI y el Gobierno británico permitieron que comenzara el torneo a pesar de que muchos de nosotros teníamos preocupaciones y casi todos los otros deportes habían parado. Este es el resultado desastroso de la irresponsabilidad del grupo de tareas del COI”, aseguró el dirigente en declaraciones que recogió este miércoles el periódico británico The Guardian.

Los tres integrantes del equipo turco, cuyos nombres no fueron revelados, se encuentran fuera de peligro y en su país, lo cual no hace menos grave la situación a los ojos de Gozgec. “Este virus existe desde diciembre de 2019. Es inevitable preguntarse por qué el torneo no se pospuso antes de empezar. No consideraron la salud de nadie, lo que los llevó a organizar este horrible evento”, disparó, y agregó que ni en el Cooper Box Arena ni en el hotel donde se habían alojado los púgiles habían contado con las condiciones sanitarias que la situación ameritaba.

Mirá también

El mandamás del boxeo otomano también reclamó al COI por el quebranto económico que había significado para su federación la tardía suspensión del torneo que reunía a 350 representantes de 40 países y que debía entregar 77 plazas (50 a hombres y 27 a mujeres) para Tokio 2020.

Solicitaron a todas las federaciones un pago adelantado completo por 15 días y cancelaron el evento al tercer día. Es hora de que la BTF del COI nos dé una respuesta definitiva sobre lo que va a pasar con el trabajo duro y el dinero de todos los países”, exigió.

Mirá también

El preolímpico de Londres no fue el único que se vio afectado por la pandemia de coronavirus. El americano, que iba a efectuarse en Buenos Aires entre el 26 de marzo y el 3 de abril, se suspendió el 11 de marzo, luego de que el Gobierno nacional decidiera cancelar todos los eventos deportivos internacionales previstos para marzo.

“El BTF entiende y respeta la decisión tomada por los poderes públicos de Argentina en este difícil momento que atraviesa el mundo”, sostuvieron entonces las autoridades designadas por el COI.

Mirá también

En tanto, el preolímpico de Asia y Oceanía debía llevarse a cabo entre el 3 y el 14 de febrero en Wuhan (China), la ciudad en la que tuvo origen la pandemia. El certamen fue reprogramado y mudado: se hizo entre el 3 y el 11 de marzo en Ammán, la capital de Jordania, y otorgó 63 plazas olímpicas (41 para hombres y 22 para mujeres).

Mirá también

El otro certamen clasificatorio que pudo realizarse fue el africano, entre el 20 y el 29 de febrero, en Dakar (Senegal), y concedió 33 boletos (22 para hombres y 11 para mujeres) para los Juegos de Tokio, cuya fecha de realización todavía es una incógnita.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *